El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram
Automas Publicidad Automas Publicidad

La primera transmisión a color en Colombia fue un partido de fútbol

septiembre 16 de 2016

El CincoCero

Compartir
Twittear

Brasil Yugoslavia 1974 Television Colombia

Foto: Goal

 

A mediados de los años 50 llegó la televisión a nuestro país en pleno gobierno militar. Veinte años después se pudo ver imagen a color en un hecho histórico que fue vivido por miles de personas.

 

El 13 de junio de 1954 se conmemoraba el primer año de presidencia del General Gustavo Rojas Pinilla. Ese día se inauguró oficialmente la televisión en nuestro país con el Himno Nacional y las palabras del mandatario. La transmisión llegó a Bogotá y Manizales con sus zonas aledañas. Meses después se comenzaron a realizar los primeros programas de carácter comercial.

 

Durante un seminario organizado por Cenpro en 1973 por primera vez se hace una transmisión de prueba a color pero sin mayor repercusión. Sin embargo, otro 13 de junio marcaría la historia de los medios de comunicación en Colombia. Esta vez gracias a la iniciativa de Punch, Caracol y RTI con motivo del Mundial de Alemania 1974.

 

Se ubicaron pantallas gigantes en el Coliseo El Campín de Bogotá y el Gimnasio del Pueblo en Cali para transmitir en color la inauguración de la Copa del Mundo. La ceremonia se llevó a cabo en Frankfurt con varios grupos folklóricos no solo de Alemania sino de diversas partes del Mundo. Al final los ex futbolistas Uwe Seeler y Pelé se saludaron e intercambiaron regalos.

 

Lastimosamente los aficionados colombianos que veían las impactantes imágenes a color no pudieron ver un gol. En el partido inaugural empataron sin goles Brasil y Yugoslavia. A pesar de esto si pudieron observar las gambetas de Rivelino, Jairzinho, Valdmiro, entre otros.

 

 

Cuatro años más tarde, en 1979, la televisión a color llegó para todo el país gracias a la expedición del decreto 2811 de 1978. 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

EL CINCOCERO TV

Drogba un ejemplo de fútbol y paz.

Compartir
Twittear