El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram
Automas Publicidad Automas Publicidad

La ‘Benzeminha’ que se realizó en Colombia hace más de 30 años

mayo 11 de 2017

El CincoCero

Compartir
Twittear

Julio Cesar Uribe Junior 1986

Foto: Caracol Radio

 

Karim Benzema realizó una gran jugada en el Derbi Madrileño por la Champions League en 2017. La imagen le dio la vuelta al mundo porque definió el paso de los ‘Merengues’ a la final del torneo. Acá recordamos una acción similar en el fútbol colombiano.

 

Julio César Uribe es uno de los jugadores más recordados y con mejor técnica en la historia del fútbol peruano. Comenzó su carrera en Sporting Cristal y más adelante estuvo durante cuatro temporadas en Italia con el Cagliari. En 1986 llegó a reforzar al Junior de Barranquilla que dirigía Eduardo Solari y contaba con algunos jugadores como: Carlos Mario Goyén, Luis Grau, Alexis Mendoza, Francisco Castell, ‘Didí’ Alex Valderrama, entre otros.

 

El 16 de noviembre de 1986 los ‘Tiburones’ visitaron al Deportivo Cali. A los 33 minutos, Uribe ingresó por el sector izquierda y eludió magistralmente a Félix Antonio Polo y Álvaro ‘Polaco’ Escobar sobre la línea final. Cuando parecía que no tenía ángulo pudo marcar por el palo del ‘Gato’ Fernández.

 

 

Junior se fue con la victoria al término del primer tiempo pero en la parte complementario los locales remontaron gracias a Guillermo Antonio Serrano (x2), Carlos Mario Hoyos y Armando ‘Piripi’ Osma. A pesar de la goleada la jugada de Julio César Uribe quedó en la retina y al siguiente año se marchó a Cali para jugar con el América.

 

Rememoramos la acción del peruano por su similitud con la de Karim Benzema en Champions League. Real Madrid caía 2 - 0 ante el Atlético en el Vicente Calderón y el francés dejó una jugada de lujo por sector izquierdo contra Diego Godín, Stefan Savić y José María Giménez. A diferencia de Uribe el francés lanzó el pase atrás y luego de un rebote marcó Isco. 

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

EL CINCOCERO TV

Drogba un ejemplo de fútbol y paz.

Compartir
Twittear