El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El ‘anti-récord’ que impuso Lillo en España y la plantilla que protestó por su despido

diciembre 05 de 2017

El CincoCero

Compartir
Twittear

Juan Manuel Lillo Despido Espana

 

Es uno de los entrenadores que más llama la atención porque a pesar de ser elogiado por grandes colegas como Pep Guardiola, Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli nunca ha ganado un título. El vasco ha dirigido en España, México y Colombia.

 

Juan Manuel Lillo inició su carrera como técnico desde muy joven y en equipos de las categorías menores de España: Tolosa, Mirandés y Cultural Leonesa. En 1992 asumió un gran reto con el Salamanca que estaba en la tercera división. Los resultados llegaron y en 1994 los ascendió a la segunda y en 1995 lo llevó a la máxima categoría por lo que el joven entrenador de 29 años comenzó a ser admirado por muchos.

 

Para enfrentar la primera división, Lillo no quiso seguir el consejo del presidente del club y contratar refuerzos. En la fecha 28 el Salamanca perdió de local con el Rayo Vallecano 1 - 2 y tras ocupar la penúltima casilla en la tabla de posiciones destituyeron al técnico. Los jugadores no estuvieron de acuerdo y presentaron un comunicado de 4 puntos:

 

1. Dar a conocer nuestra mayor disconformidad y desacuerdo con la decisión tomada por el presidente del Consejo de Administración del Club, encabezado por su presidente, Juan José Hidalgo Acera, después de dar al técnico y jugadores su apoyo incondicional 24 horas antes de la celebración del encuentro ante el Rayo Vallecano.

 

2. La plantilla se considera la principal responsable de la mala situación del equipo y pensamos por ello que la decisión de destituir al entrenador no es la más adecuada.

 

3. Mostrar nuestra solidaridad con Juan Manuel Lillo. Él ha llevado al equipo y la ciudad a primera división y pensamos que la única persona capaz, de sacarnos de esta situación es él.

 

4. La plantilla seguirá poniendo todo su esfuerzo y empeño junto al nuevo cuadro técnico que le sustituya para sacar al Salamanca de donde se encuentra, aunque nos sintamos solos en esta situación.

 

Para Lillo las cosas ni fueron bien de 1996 al año 2000. Duró 34 fechas en el Real Oviedo, posteriormente dirigió al Tenerife en 28 partidos y en el Real Zaragoza lo despidieron cuando apenas se habían jugado 4 partidos de la Liga. El 6 de octubre del año 2000, Óscar Sanz del Diario El País publicó un artículo llamado: “Lillo es el entrenador con más destituciones en menos tiempo”.

 

“Hay entrenadores, como Toshack, que guardan en su hoja de servicios más despidos que Lillo, cinco acumula el galés por cuatro del vasco. Pero aquél necesitó 14 temporadas para llegar a esa cifra, a Lillo le han bastado cinco. Sólo las trayectorias de dos técnicos pueden asemejarse a la suya: la del húngaro Janos Kalmar, que entrenó ocho temporadas en Primera -entre finales de los 50 y finales de los 70- y en seis de ellas se fue antes de tiempo, y la de Argila, en los 60, que figuró durante seis campañas como técnico de Primera y en cuatro de ellas fue destituido.En un hipotético ránking de ceses o destituciones, el liderazgo lo ocupa el citado Kalmar, seguido, con cinco despidos, por Mesones (en nueve temporadas), Miera (en 12), Toshack (en 14) y Marcel Domingo (en 18). Con cuatro, los que lleva Lillo, figura entre otros Clemente, con la enorme salvedad de que éste lleva 14 temporadas ininterrumpidas, con el paréntesis de su paso por la selección, en Primera.

 

Juan Manuel Lillo continuó su carrera en otros equipos de su país, también pasó por Dorados de Sinaloa en México, volvió a España a hacerse cargo de Real Sociedad y Almería. En 2014 duró 8 meses en Millonarios de Colombia y cerca de disputar una final. Más adelante fue asistente de Jorge Sampaoli en la Selección de Chile y Sevilla. Atlético Nacional lo fichó a mediados de 2016 y no alcanzó a estar en el cargo 6 meses cuando presentó su renuncia. 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO