El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

‘Palo-Grande’ de agua en un Once Caldas vs Tolima

mayo 13 de 2018

Christian Amezquita - @christambal

Compartir
Twittear

Once Caldas Tolima 2018

Foto: @ElEspectador

 

Son dos equipos que varias veces han estado en las instancias finales de la Liga Colombiano y con el pasar de los años se han ido convirtiendo en animadores del campeonato. Una de las curiosidad en estos enfrentamientos ocurrió cuando debieron continuar un partido en medio del agua.

 

Por: Christian Amezquita - @christambal

 

El 11 de abril de 2018, por la fecha 14 de la Liga, el Once recibía al conjunto ‘Pijao’ en el Palogrande de Manizales. Los locales venían de una racha pésima, habían logrado tan solo 6 de los últimos 15 puntos posibles y su cupo en el lote de los ocho estaba bastante comprometido. Por otro lado, la visita llegaba con la necesidad de sumar dado que se encontraba en puestos de mitad de tabla y le urgía por lo menos el empate para seguir en la lucha por la clasificación.

 

Sin goles finalizó el primer tiempo y en la parte complementaria pasó lo anecdótico. Empezó a caer un torrencial aguacero en la capital caldense, tan fuerte que se armaron charcos en el campo de juego. Claramente el partido perdió intensidad y las jugadas terminaban siempre en rechazos y revoleos. La lluvia no cesó y en el minuto 70 el mal estado de la cancha era más que evidente.

 

Carlos Ortega, juez central, decidió detener el compromiso pero 10 minutos después se reanudó luego de hablar con los capitanes. La orden emitida por el comisionado de campo de Dimayor era que se debía terminar con el encuentro como fuese. El calendario era muy apretado y en los próximos 7 días debían jugar la fecha 15 y 16.

 

Alcanzaron a “jugar” 8 minutos pero realmente era imposible, la pelota no rodaba más de dos metros. Además, se empezaban a vislumbrar rayos, ya era una cuestión de peligro, debían parar en pro de la integridad y la seguridad de todos. Ortega alzó las manos al cielo y suspendió el encuentro, o por lo menos eso creyeron todos.

 

Dentro de los camerinos había una discusión. Por un lado, los jugadores de Once Caldas pedían que se jugaran los últimos 10 minutos. La gente del Tolima pedía que el encuentro terminara así o que por lo menos se reanudara al siguiente día en la mañana. Una hora duraron intercambiando palabras.

 

Finalmente, Ortega recibió de nuevo una llamada proveniente de Dimayor, la orden era la misma, el partido debía terminarse. La lluvia había mermado un poco aunque el terreno seguía bastante complicado. Aún así los 22 protagonistas saltaron a la cancha y disputaron los minutos finales.

 

Curiosamente el Tolima fue el beneficiado y ganó con anotación de Carlos Robles. La victoria se la llevó precisamente el equipo que no quería continuar con el partido. La visita se llevó 3 puntos de oro que le ayudaron muchísimo en la clasificación, mientras que los locales por su terquedad se fueron con las manos vacías. Las ironías de nuestro bendito fútbol. (Ver Goles)

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO