El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


Desmitificando un mito: Pinto no quiso al ‘Pibe’ en Millonarios

noviembre 14 de 2018

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Jorge Luis Pinto Pibe Valderrama Millonarios

Jorge Luis Pinto / @gomezjuansebas                                                                           Millonarios 1984 / @diosesazul1946

 

Carlos Valderrama es sin duda uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol colombiano. Jugó en 10 clubes a lo largo de su carrera y solo en 2 de ellos pasó sin mayor trascendencia: Millonarios y Real Valladolid. Mucho se ha dicho del paso del samario por Bogotá y el entrenador que lo dirigió.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

De familia de futbolistas por el lado materno y paterno el destino del ‘Pibe’ estaba sentenciado dentro de los canchas. Jugó en la Selección Magdalena y en 1981 hizo parte de la Selección Sub 20 que participó en el Sudamericano de Ecuador. Llamó la atención por su desempeño en el Unión Magdalena y a final de 1983, Millonarios se interesó por el jugador de 22 años.

 

Valderrama llegó a la capital en 1984, fue un préstamo por un año con opción de compra. Para ese año nombraron como técnico a Jorge Luis Pinto, un joven entrenador de solo 31 años. En el pasado había sido preparador físico en el cuerpo técnico de Gabriel Ochoa Uribe, trabajó en las divisiones menores de Millonarios y también fue asistente de José Texeira en el conjunto albiazul.

 

El santandereano tuvo la posibilidad de viajar a Europa para prepararse al igual que a otros países de Sudamérica. Millonarios apostó por él en un momento donde salieron importantes jugadores como Carlos López y Alejandro Esteban Barberón. Con el ‘Pibe’ llegaron ese año: Hernando ‘Mico’ García, Luis Norberto Gil, Silvano Espíndola, Rubén Darío Hernández, César Calero, Juan Moreno, Manuel Acisclo Córdoba y Juan Gilberto Funes (Llegó en el segundo semestre).

 

El equipo también lo complementaban jugadores importantes como: Alberto Pedro Vivalda, Germán Gutiérrez de Piñeres, Nolberto Molina, Miguel Augusto Prince, José ‘Cheché’ Hernández, Norberto Peluffo, Arnoldo Iguarán, entre otros. En la primera vuelta hizo 16 puntos y quedó por debajo de Junior, América, Nacional y Tolima.

 

Justo en ese primer semestre fue cuando el ‘Pibe’ Valderrama tuvo mayor continuidad y con un desempeño aceptable. Incluso el club hizo uso de la opción de compra por 10 millones de pesos. Sin embargo, en una entrevista a El Tiempo en 1993, Pinto aseguró: “En sus comienzos era inmaduro, no tenía personalidad, mostraba inseguridad, no exhibía temperamento. Cosas obvias porque venía de un ambiente escaso en estas cuestiones que son disciplinarias”.

 

En la segunda parte de 1984 el equipo se consolidó más y clasificó al octogonal final aunque solo con 0,25 de bonificación por debajo de América que tenía 2 puntos y Junior 1,25. El ‘Pibe’ no usaba canilleras, en aquel momento no eran obligatorias, y al parecer su ‘pinta’ incomodaba a algunos.

 

Una versión dice que un día llegó a entrenar con un guayo en un pie y con un tenis en el otro. Lo regañaron fuertemente y supuestamente fue uno de los puntos claves para que luego no continuara en el equipo. América fue el campeón, aunque Millonarios hizo la misma campaña en el octagonal a los ‘escarlatas’ les favoreció la bonificación.

 

Está el mito que Jorge Luis Pinto no quiso al ‘Pibe’ y él sentenció su salida. Pero el santandereano simplemente buscaba que madurara y quería aguantarlo: “Me culpan de echarlo de Millonarios. Pero no fue así. Testigos están directivos de Millonarios a los que les rogué, en el momento de mi salida, que no lo vendieran. Simplemente, era rígido porque era un diamante en bruto para pulirlo”, dijo a El Tiempo en 1993.

 

La versión la ratificó en una entrevista a El Espectador en 2014: “Al ‘Pibe’ Valderrama no lo sacó Pinto nunca de Millonarios. Cuando me fui de Millonarios me reuní con Camilo Llinás, Jorge Franco y Guillermo Gómez, el último ya muerto, en ese entonces vicepresidente de Millonarios, en el restaurante Eduardo, y les dije: El único favor que les pido es que no vendan a Valderrama”.

 

Lo curioso es que Pinto habla de que pidió eso en el momento de su salida, pero el santandereano continuó en Millonarios en 1985 durante los primeros 6 meses, mientras que el ‘Pibe’ si se marchó al Cali a comienzo de 1985. Pudo ser un ‘lapsus’ del técnico o simplemente se refería a cuando “salió” a vacaciones en ese final de 1984.

 

¿Qué dice Valderrama? Varias veces ha aceptado que no fue fácil su adaptación a Bogotá viniendo de la costa. En 2007 cuando el ‘Pibe’ hacía parte del cuerpo técnico del Junior le dijo a El Tiempo previo a un partido ante Millonarios: “No guardo ningún resentimiento con Pinto. No. Al contrario, yo tengo memoria para eso. A Pinto le debo esa. Él me sacó del Unión Magdalena para Millonarios. Jugué el primer semestre, después no tuve oportunidad, pero le debo esa. Siempre soy un man de memoria y siempre estaré agradecido de que me sacó de Santa Marta para Bogotá”.

 

Conociendo al ‘Pibe’ Valderrama, que no tiene pelos en la lengua, si Pinto hubiera sido definitivo en su salida de Millonarios lo diría. Otras versiones apuntan a la manipulación de los directivos, pues tiempo después cuando se dieron cuenta de que fue un error vender al futuro ‘10’ de la Selección Colombia, hicieron la fácil y le echaron la culpa a Pinto. Valderrama jugó un total de 32 partidos con Millonarios y en 2001 el equipo le hizo un homenaje en un partido amistoso que jugaron en El Campín con el Tampa Bay.

 

 

Pibe Valderrama Millonarios

Foto: El Tiempo

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO