El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Las barras bravas que alguna vez fueron retenidas por los Paramilitares

noviembre 26 de 2018

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Comandos Azules

Foto: fotosclasicascdlm

 

En el mundo del fútbol pasan cosas increíble que generalmente reflejan lo que vive la sociedad en ese momento. Los grupos de aficionados viven un mundo en medio de los viajes para acompañar a su equipo donde también ocurren cosas insólitas.

 

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Por la fecha 17 del campeonato del 2001, Millonarios visitaba a Atlético Nacional. Como es costumbre varios buses salieron de Bogotá para ir a Medellín lleno de hinchas, no solo del conjunto Embajador sino de los verdolagas. En aquel momento todavía no existían tantos controles con los aficionados en las carreteras y aún no les cerraban las fronteras.

 

En la zona montañosa de Doradal a 180 kilómetros de Medellín ocurrieron los hechos que describió un integrante de los Comandos Azules # 13 a El Tiempo. Uno de los vehículos con hinchas de Nacional, que al parecer había partido de Ibagué, se pinchó y estaba a un lado de la carretera. Mientras pasaba el bus de Millonarios hubo cruce de miradas y empezó la batalla campal.

 

Eran las 7:00 am y en algún momento terminaron otros buses de ambos bandos. Algunos establecimientos comerciales se vieron afectado pero todo acabó cuando apareció una columna de los Paramilitares que hizo disparos al aire para detener la gresca. “Empezaron a decirnos que si estábamos locos, que qué nos pasaba. Como algunos mechudos (de pelo largo) no les hacían caso, dispararon al piso. Nos cogieron como a cinco y nos llevaron a una bomba de gasolina. Allá nos hicieron quitar las camisetas y arrodillarnos. Aquí sí nos mataron, pensé”, contó el hincha a El Tiempo.

 

Las dos barras debieron escoger unos voceros y los llevaron a una zona montañosa de Puerto Triunfo. Allí los amenazaron, a algunos aficionados que se pusieron agresivos les cortaron el pelo y les dijeron que debían pagar 1.000 pesos por cada integrante de la barra y además pagar por los daños. Contando los de Millonarios y Nacional eran alrededor de 800 hinchas.

 

En medio de la confusión y ante la negativa de algunos líderes de sentarse a hablar con el del equipo rival el comandante, que llegó en una Toyota, les dijo: “Esta zona es de nosotros y nos tienen que respetar. Aquí no nos gustan los marihuaneros”. Cuenta el hincha que igual les dieron comida y en medio de todo los trataron bien. A eso de las 11:00 am los soltaron, unos decidieron regresar a Bogotá y otros continuar el camino.

 

Lo increíble es que luego de esto, las barras de los Comandos Azules y Los del Sur se pelearon más adelante y ahí si la televisión los grabó. La Policía siempre negó que fueron “Paras” los que los retuvieron y sostuvieron que eran habitantes de las zonas que solo querían que respondieran por los daños. Sin embargo, los hinchas hablaron de personas con camuflado caqui y metralletas. Nacional ganó el partido 1 - 0 con gol de ‘Palmira’ Salazar.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO