El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Desde 2002 a Gabriel Camargo no le gustaba el fútbol femenino

enero 09 de 2019

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Gabriel Camargo Deportes Tolima Futbol Femenino

Foto: Rincón del Vinotinto

 

Es uno de los directivos del fútbol colombiano más importantes. Desde la década del 80 se vínculo al Deportes Tolima, también se ha dedicado a la política y ha sido parte de la Federación Colombiana de Fútbol. Al mismo tiempo ha generado muchas polémicas por su relación con los futbolistas.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Uno de los episodios más oscuros para Gabriel Camargo se produjo en diciembre de 2018. Por ese entonces se estaba discutiendo la continuidad de la Liga Femenina y al ser consultado dijo: “Eso no da nada económicamente. Aparte de los problemas que hay con las mujeres, son más ‘toma trago’ que los hombres. Pregúntele a los del Huila como están de arrepentidos de haber sacado el título (Copa Libertadores) y haberle invertido tanta plata al equipo”.

 

Pero allí no acabó todo y esto fue lo que más indignó a la opinión pública: “Aparte de eso, es un caldo de cultivo del lesbianismo tremendo”. La reacción en general fue de desaprobación y desde diferentes partes de la sociedad se pidieron sanciones. Hasta el 9 de enero de 2019 salió una carta desde el Deportes Tolima donde el ex senador se retractó de las declaraciones.

 

Sin embargo, este no habría sido el primer episodio de Camargo contra el fútbol femenino. En abril de 2002 el periodista Silverio Gómez escribió un artículo para El Tiempo. Allí criticaba a Gabriel Camargo por el mal presente que vivía el Deportes Tolima, ya que ocupaban el puesto 16 de la tabla. Gómez recordaba que gracias a Camargo existieron buenos momentos pero que últimamente estaba más preocupado por su carrera política y utilizar a la afición para conseguir votos.

 

Por otro lado, llamaba a Camargo “amo y señor” a tal punto que manejaba el estadio Manuel Murillo Toro como quería y apenas le pagaba 50.000 pesos a la ciudad por cada partido que jugaba el Tolima. Silverio Gómez remató el artículo diciendo: “Hace unos días no dejó que se jugara un partido femenino como preámbulo al juego profesional. Le dimos todo por tan poca cosa”.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO