El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


El jugador que confundió a un camillero y le dio un puño en pleno partido

junio 02 de 2022

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Junior Millonarios 2003

Junior 0 - 1 Millonarios (2003) / @benchosalsa

 

En el fútbol se viven todo tipo de situaciones insólitas. La calentura de los juegos hace que los protagonistas pierdan la cabeza y hasta los que no tienen nada que ver terminen perjudicados. Junior y Millonarios tienen una gran rivalidad y en este duelo se vio algo inédito.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Leonardo Rojano nació en Calamar, Bolívar y se desempeñó como volante ofensivo o delantero. Debutó en el Junior y allí vivió sus mejores momentos. Para el 2003 llegó Dragan Miranović a dirigir al club ‘tiburón’, un serbio con un carácter bastante particular. Bajo el mando del europeo los barranquilleros iniciaron bien el Apertura con 6 triunfos, un empate y 2 derrotas. Contaba con jugadores como: Milton Patiño, Edgar Zapata, Roberto Peñaloza, José ‘Ringo’ Amaya, Léiner Rolong, Marquinhos, Eudalio Arriaga, Emerson ‘Piojo’ Acuña, Martín Arzuaga, entre otros.

 

Por la fecha 11 el Junior recibía al Millonarios de Norberto Peluffo que también peleaba en los primeros puestos de la tabla. La última victoria de los ‘embajadores’ en el Metropolitano había sido en 1996 por 1 – 2, en ese partido anotaron por los azules Ricardo Lunari y Víctor ‘Toro’ Medina. Barranquilla siempre fue una plaza muy difícil para el conjunto capitalino. Héctor Burguez se convirtió en figura aquel abril de 2003 y atajó de todo.

 

La mamá que hizo cambiar el apodo de su hijo

 

La acción insólita ocurrió a los 66 minutos cuando Leonardo Rojano recibió un fuerte golpe y quedó tendido en el piso. El árbitro debió llamar a los camilleros y cuando se acercaron el atacante inesperadamente desde el suelo le dio un puño a César Escorcia, socorrista de la Cruz Roja que se agachó a auxiliarlo. “Por el color azul de la camisa pensé que era un jugador de Millonarios que trataba de agarrarme. Se me fueron las luces y pido disculpas”, explicó Rojano.

 

No todo quedó ahí, Escorcia le respondió la agresión al futbolista y ambos terminaron expulsados por el árbitro Carlos Eduardo López. El golpe final para el Junior llegó en el último minuto cuando Julián Téllez con un cabezazo le dio la victoria a Millonarios. En el siguiente semestre Leonardo Rojano fue fichado por los bogotanos, durante un campeonato se vistió de azul y por lo menos lo camilleros estuvieron tranquilos de que si los confundía sería con uno de sus compañeros de equipo.

 

La vuelta olímpica que dieron al tiempo Millonarios y Junior

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO