El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

La Copa del Mundo que ganó Brasil vestido de azul

mayo 29 de 2018

Christian Amezquita - @christambal

Compartir
Twittear

Brasil Mundial 1958

Foto: Pinterest

 

El primer título de la 'verde-amarela' en una Copa del Mundo fue en Suecia 1958. Allí los sudamericanos dominaron por amplia diferencia de la mano de un chico de 17 años que deslumbró al mundo del fútbol, un tal Edson Arantes do Nascimento, Pelé.

 

Por: Christian Amezquita - @christambal

 

A pesar de la repentina aparición del joven brasileño, hubo varias anécdotas que marcaron al certamen continental. Una de ellas, lo ocurrido con las equipaciones de las selecciones finalistas.

 

Al terminar los encuentros de la semifinal, los organizadores se dieron cuenta que tanto suecos como brasileños usaban camiseta amarilla. Se acordó sortear el color y ganó el equipo local. Los directivos 'cariocas', ante la falta de una equipación alternativa, tuvieron que darle dinero al utilero con el fin de comprar un nuevo uniforme para la plantilla.

 

Eso sí, la orden era clara, el color podía ser cualquiera menos el blanco debido a que ese fue el que acompañó a su selección el día del ‘Maracanazo’. Al final, el utilero encontró uniformes azules y durante dos días tuvo que estampar números y escudos en cada equipación.

 

En la previa del encuentro, los directivos suecos celebraron el tener la tonalidad amarilla de cara a la final. Según ellos, era una ventaja psicológica el tener el color de su país y también servía para que jugadores brasileños cayeran en la equivocación por la confusión de colores.

 

Por su parte, los sudamericanos se defendían diciendo que la concentración y el profesionalismo no los dejaría caer en “errores tontos”. Al final, los brasileños tendrían la razón. Vencieron 5 - 2 al cuadro local y se coronaron campeones del mundo con una equipación diferente a la tradicional.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO