El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Cuando un arquero prefirió protestar antes de ir a la inauguración de un Mundial

junio 14 de 2018

Eduardo Andrade - @Eduardoar05

Compartir
Twittear

Mundial 1978 Diactadura Videla

Jorge Videla en Mundial 1978 / noticiasdecajamarca

 

La Copa del Mundo de 1978 se vivió en medio de polémicas y protestas por la violenta dictadura argentina. Los futbolistas no se involucraron mucho en el tema pero uno de ellos encontró la manera de hacer escuchar su voz de protesta.

 

Por: Eduardo Andrade - @Eduardoar05

 

Antes del inicio varias organizaciones y grupo de ciudadanos del mundo le pidieron a sus países que no mandaran a la selección. Se hablaba que en el gobierno de Jorge Videla ya existían 30.000 desaparecidos y era comprobada la violación de los Derechos Humanos.

 

La FIFA siempre mantuvo en firme a Argentina como sede, desde 1966 se le había otorgado este derecho y cuando Videla llegó al poder en 1976 arrancó la organización del evento. El 1 de junio de 1978 en el Estadio Monumental de Buenos Aires se reunieron directivos de la FIFA, altos mandos del gobierno y las delegaciones de los 16 países participantes para la inauguración.

 

El mejor partido inaugural en un Mundial

 

Cerca de 70.000 personas colmaban aquel escenario en un ambiente tenso que trataba de disfrazarse de ignorancia con lo que estaba ocurriendo a su alrededor. A 13 kilómetros del estadio, frente a la Casa Rosada, las Madres de la Plaza de Mayo se manifestaban en reclamo de sus hijos desaparecidos como lo habían hecho todos los jueves desde abril del año anterior cuando se había fundado la asociación.

 

Junto a estas mujeres se encontraba un participante del Mundial el cual debía acudir como espectador a la inauguración en el Monumental, pero prefirió acompañar la manifestación en la Plaza de Mayo. Se trataba del portero sueco Ronnie Hellström, quien cuidaría el arco de su escuadra en los tres partidos disputados en la fase de grupos.

 

El día que una persecución fue más noticia que la inauguración de un Mundial

 

El jugador escogió acudir a la protesta en vez de presenciar la ceremonia y el partido inaugural. Se dice que junto al arquero sueco también estaban dos de sus compañeros de equipo: el mediocampista Staffan Tapper y el delantero Ralf Edstrom. Todos prefirieron ir a la plaza antes que estar presentes ante el discurso de Videla y la indiferencia de la FIFA.

 

Ronnie Hellstrom

 Ronnie Hellström / vintagefootball

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO