El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Recuerdo de la ‘Batalla Anglosajona” en un Mundial

julio 07 de 2018

Nicolás Monroy - @Nico_Monroy7

Compartir
Twittear

Estados Unidos Inglaterra Mundial 1950

Foto: FIFA

 

En la cuarta edición de la Copa Mundial, se disputó un partido entre Inglaterra y Estados Unidos correspondiente a la fase de grupos. Este encuentro mundialista dejó una particular anécdota entre una selección favorita y otra sin tradición futbolera.

 

Foto: Nicolás Monroy - @Nico_Monroy7

 

Después de dos ediciones Mundialistas (1942 y 1946) canceladas a causa de la Segunda Guerra Mundial, la FIFA podría volver a realizar la anhelada Copa Mundial. Por causa del reciente conflicto global, muchas selecciones se retiraron o no participaron, así que en esta edición solo asistieron 13 equipos: 6 europeos y 7 americanos. Este sería el debut de Inglaterra después de su reintegro a la FIFA y regresaría Uruguay después de no participar en las dos anteriores.

 

Brasil 1950 tuvo un particular sistema que solo se uso en esta ocasión, por lo tanto, no hubo final si no dos etapas de todos contra todos en el que la selección con más puntos quedaría campeón.En aquella época los ingleses se conocían como los reyes del fútbol. Su liga, jugadores y sistema era espectacular y los ojos del mundo disfrutaban el balón pie que se disputaba en Inglaterra.

 

El 29 de junio de 1950 se jugó el encuentro entre Estados Unidos e Inglaterra, correspondiente al grupo 2. Los ingleses eran favoritos por una gran ventaja, tenía en sus filas al jugador de la época Stanley Matthews, acompañado por jugadores famosos de aquel entonces. Por su parte, Estados Unidos conformó una selección a puertas de la copa por lo que en sus filas la mayoría eran jugadores semi-profesionales que tenían también otros empleos.

 

Era la primera fecha y en el Estádio Independência de Belo Horizonte, desde el inicio los ingleses dominaron y estrellaron dos balones en el poste. También salvó varios remates el arquero Frank Borghi, quien era conductor de carroza fúnebre de profesión.

 

Minuto 37 de la primera mitad, después de la avanzada inglesa, llegó una jugada fuera de contexto para el equipo norteamericano. Walter Bahr, maestro de escuela en Filadelfia, mandó una pelota larga desde el extremo derecho buscando a alguno de sus delanteros que al parecer no alcanzarían a conectar. Sin embargo, la pelota hizo un extraño que desestabilizó la reacción del guardameta inglés y Joe Gaetjens que era lavador de platos e inmigrante nacido en Haití, se lanzó y cabeceó el balón para mandarlo al fondo de la red.

 

Diez mil aficionados fueron testigos en vivo de la hazaña estadounidense, en el segundo tiempo todos esperaban que los ingleses reaccionaran pero no fue así. La parte complementaría el furor a favor de los norteamericanos los ayudó a mantener el control del juego en su tercio defensivo y llevar a Inglaterra a perder lucidez en su juego.

 

Al final, los ingleses no lograron superar el golpe y fueron derrotados por un gol por la selección de Estados Unidos. Fue algo tan eufórico que los espectadores brasileros entraron al campo y alzaron en hombros al equipo estadounidense. Sin duda, un gran recuerdo para los inicios del fútbol norteamericano en la Copa del Mundo.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO