El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


Vimos la mejor selección de la historia

julio 06 de 2014

El CincoCero

Compartir
Twittear

galeria analisiscolombia 01

Foto: EFE

 

Hay una frase de cajón que dice, “la selección somos todos”. Teniendo en cuenta esto, puedo decir que conformamos la mejor selección de la historia. El único punto negativo fueron los excesos en algunas celebraciones de los hinchas.

 

Estos 21 días de Mundial que vivió la selección se van a recordar por mucho tiempo. Las lágrimas de James y Pékerman por supuesto reflejaron la tristeza de no poder llegar más lejos, pero también reflejaron el compromiso que tienen con la ‘Tricolor’.

 

Lo de ayer fue una derrota, pero no una decepción. Fue una tristeza, pero con la tranquilidad de haber “muerto con las botas puestas”. Llegamos con el anhelo de por lo menos pasar la primera ronda y nos fuimos con el sueño  de haber podido estar entre los cuatro mejores…#GraciasSeleccionColombia

 

La historia influyó

El 4-4 contra la Unión Soviética, el 1-1 con Alemania y el 5 – 0 enfrentando a Argentina era lo más destacado y recordado de la Selección Colombia. Este momento histórico que vivimos no es para olvidar esos momentos, ya que en parte gracias a ellos es que esta selección hizo lo que hizo.

 

En Chile 1962 fuimos al primer Mundial y nos quedó el gran recuerdo de empatar un partido épico. En Italia 1990 el 1-1 nos clasificó a segunda ronda y nos mostró que podíamos enfrentar a un histórico como Alemania, siendo protagonistas del partido. Y el 5 – 0 nos hizo ver que lo importante no es cómo se clasifica sino cómo se llega al Mundial.

 

Estoy seguro de que los 23 jugadores colombianos y el cuerpo técnico conocieron estas historias, sobre todo la del 5 – 0 y el Mundial de 1994. En Brasil 2014 no hubo triunfalismo en ningún momento y se veía en la cancha y en las declaraciones de los jugadores un equipo concentrado y yendo paso a paso.

 

Pékerman unió al país

Una característica que tuvieron las selecciones de los 90 era que dividían al país por la llamada “rosca paisa”. Tal vez la que menos sufrió esa polarización fue la de Italia 1990, porque se volvió a un Mundial, pero las demás tenían que lidiar con críticas y todo tipo de cuestionamientos. Algunos con razón y otros sin razón.

 

Desde hace algunos años gran parte de la opinión pública pedía un técnico extranjero. La razón no era necesariamente porque los de acá no estaban capacitados. Era más un agotamiento de lo que se vivía alrededor de la selección por parte de jugadores, directivos, hinchas y periodistas. Con el regionalismo, con jugadores que estuvieron vetados en la selección (Iván Ramiro Córdoba y Edwin Valencia) y con frecuentes cambios de técnicos a mitad de sus procesos.

 

Por eso muchos pensábamos que una decisión salomónica podría ser un técnico extranjero. Y tuvimos razón, porque la mayoría dio su apoyo y gracias a los buenos resultados Pékerman en general tuvo un ambiente positivo para realizar su trabajo.

 

Fue difícil acostumbrarse a algunos de sus métodos, tales como dar pocas entrevistas y en algunos momentos “blindar” demasiado el entorno de sus jugadores. Para los hinchas no fue tanto el problema sino para algunos periodistas que estaban acostumbrados a tener confianza con los técnicos hasta el punto de llamarlos y reunirse en privado con ellos.

 

Jóvenes pero con experiencia

Este grupo de jugadores sin importar la edad tienen mucha experiencia. Del 11 habitual, el único que no juega en Europa es ‘Teo’ Gutiérrez, que lo hace en Argentina. La mayoría jugaron Mundiales juveniles y cada fin de semana enfrentan a figuras del fútbol mundial.

 

Es una gran ventaja respecto a otras selecciones que tuvimos, ya que a comienzos de los 90 no era común que un colombiano llegara  a Europa. Hoy esto ha cambiado mucho y los jugadores con pocos partidos en su carrera ya llegan al viejo continente.

 

La ola amarilla

Los hinchas fueron importantes en este proceso. En la mayoría de partidos de eliminatoria en Barranquilla hubo lleno total. Pero el acompañamiento no sólo es en el estadio sino con unos hinchas que creyeron y respaldaron este proceso.

 

Como dije anteriormente, Pékerman tuvo un consenso general y a pesar de no estar de acuerdo con algunas convocatorias, por parte de la mayoría se dejó a un lado el regionalismo.

 

En Brasil, la ‘Ola amarilla’ fue increíble. Exceptuando el partido contra Brasil, Colombia se sintió de local en los demás partidos. Alentaron al equipo todo el tiempo y en especial en los momentos difíciles de los encuentros. Acá en territorio colombiano hubo algunos que empañaron las celebraciones, pero en general la gente disfrutó y se comportó.  

 

Lo vivido con la selección va a ser recordado por muchos años. El equipo donde James brilló, donde el capitán de 38 años jugó como en su mejor época, donde sentíamos una seguridad en el arco con David Ospina, donde celebrábamos los goles con los bailes preparados por Armero, donde jugó por cinco minutos el jugador con más años en una Copa Mundial y donde un argentino lloró y sintió la derrota como el más patriota de los colombianos.

 

Artículos Relacionados

Chile 1962: La primera experiencia Mundialista de Colombia

Cuando Colombia sorprendió al mundo en Italia 1990

Colombia en USA 1994: Del cielo al infierno

Colombia en Francia 1998: El fin de una era

Los capitanes de la Selección Colombia después del ‘Pibe’ Valderrama

Todo lo que debe saber sobre Colombia en las Eliminatorias

Los máximos goleadores de Colombia en la historia de las Eliminatorias

Colombianos que han ganado premios como mejores de América

Colombianos que han estado nominados al Balón de Oro y jugador de la FIFA

Técnicos que han dirigido a Colombia y Argentina

Las victorias más recordadas de Colombia en Copa América

Mundialistas colombianos que antes jugaron en la Primera B

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO