El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

La “innovación” de Colombia en el uniforme que le costó una multa

julio 18 de 2018

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Seleccion Colombia Uniforme 1993

Foto: BoteFutbol

 

El comienzo de la década del 90 trajo grandes beneficios para la Federación Colombiana de Fútbol a nivel de patrocinios. Luego del gran Mundial en Italia 1990 y la llegada de jugadores al fútbol europeo, se comercializó de gran forma la Tricolor.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

En 1992 el Grupo Santo Domingo firmó un multimillonario contrato para patrocinar las Selecciones Colombia. Por medio de Bavaria y Avianca se hizo un acuerdo de alrededor de 1.000 millones de pesos hasta el año 2001 con algunas variables. Las empresas tenían entonces los derechos exclusivos de la explotación comercial por medio de camisetas, banderas, gorras y todo tipo de campañas publicitarias en medios de comunicación.

 

Colombia se preparaba para la Copa América en mayo de 1993 y tenía previsto una serie de amistosos. Surgió la idea de poner en la camiseta del equipo el letrero de Bavaria al frente y el de Avianca en la parte de atrás. Así jugó ante Estados Unidos en Miami, Venezuela en Bogotá, Chile en Santiago y Bogotá y Francia en Martinica.

 

Estos partidos son recordados por varias cosas. Ante Venezuela se despidió Arnoldo Iguarán de la Selección. En territorio chileno, Víctor Aristizábal anotó un golazo de “Escorpión” y contra los ‘australes’ en Bogotá se dio una recordada foto de Faustino Asprilla donde se veían sus partes íntimas. Finalmente, ante Francia el ‘Tren’ Valencia marcó un triplete y el Bayern Múnich se decidió a ficharlo.

 

El partido que definitivamente llevó al ‘Tren’ Valencia al Bayern Múnich

 

Sin embargo, era bien conocido que las selecciones no pueden tener publicidad en la camiseta por reglamento FIFA: “Está estrictamente prohibida toda forma de publicidad de patrocinadores, fabricantes (si excede las dimensiones de la identificación del fabricante permitidas) y/o de terceros, así como toda declaración política, religiosa, personal y/o de cualquier otra índole en cualquiera de las piezas del equipamiento de juego que se utilicen de manera temporal o permanente en la zona controlada del estadio o se lleven allí durante cualquier partido”.

 

La FIFA le mandó un comunicado a la Federación Colombiana de Fútbol llamándole la atención e incluso estudiando una posible desafiliación. Al final solo fue una multa de 64.000 dólares, que en ese momento equivalían a 50 millones de pesos, y no pasó a mayores.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO