El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


La historia detrás del 9 – 0: brasileños apoyando a la Tricolor y periodistas colombianos divididos

febrero 03 de 2020

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Brasil 9 0 Colombia Preolimpico Londrina 2000

Foto: @juanfer81

 

Ha sido una de las peores humillaciones de una Selección Colombia en la historia. Le costó el puesto al técnico, que también dirigía al equipo de mayores, y varios jugadores quedaron marcados por ese acontecimiento. Lo curioso es que antes del juego los brasileños fueron los que llegaron en “crisis” y la Tricolor en un buen momento.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Javier Álvarez y Vanderlei Luxemburgo fueron nombrados como entrenadores de sus respectivas selecciones en 1999 y su primer reto fue la Copa América de Paraguay. Colombia tuvo una excelente primera ronda, hasta goleando 3 – 0 a Argentina, mientras Brasil se quedó con el título. Luego ambos técnicos decidieron hacerse cargo de las Selecciones Sub 23 que en enero disputaban el Preolímpico en Londrina, Brasil.

 

La “verde-amarela” empató con Chile 1 – 1 y derrotó a Ecuador (2 – 0) y a Venezuela (3 – 0). Más allá del resultado la gente estaba molesta con el juego mostrado por su selección e incluso abucheaban durante y después del partido. El equipo era comandado por Ronaldinho y Alex de Sousa. Ambos criticaron a los aficionados porque esa actitud podría afectar a los jugadores más inexpertos.

 

De otro lado, Javier Álvarez, y como muchas veces ocurre, tenía al periodismo dividido luego de ganarle a Ecuador (4 – 2) y empatar con Venezuela (1 – 1). “De ahí, que tras los partidos de Colombia con Ecuador y Venezuela, un pequeño grupo de comunicadores se puso del lado de Álvarez y reprochó a la mayoría -entre los que me incluyo-, que se dejó venir con fuertes críticas”, escribió Gabriel Romero en el periódico El Tiempo.

 

Pero luego vino la goleada 5 – 1 a Chile “y el pequeño grupo que había defendido la gestión de Álvarez sacó pecho e hizo alarde de su sabiduría”, expresó Romero en su artículo. En la última fecha, Colombia enfrentaba a Brasil y para quedar eliminada debía caer por más de 6 goles. Por tal motivo, Álvarez “cuidó” a algunos jugadores que tenían amarilla, fue el caso de Jhon Viáfara, Edwin Rivas, Luis Felipe Arce, Alexander Viveros y David Montoya.

 

Previo al juego le preguntaron a Luxemburgo si no le daba temor que ante un mal juego de Brasil los hinchas comenzaran a alentar a Colombia, el técnico golpeó la mesa y respondió: “¡Es absurdo!”. La Tricolor saltó al campo de juego con una pancarta que decía “Obrigado, Londrina” y hasta Mayer Candelo fue ovacionado. Ante Chile, 4 días antes, el equipo de Javier Álvarez había dado un espectáculo y el público se lo estaba reconociendo.

 

La historia del partido es conocida, al término del primer tiempo el arquero “Rufay” Zapata ya había recibido 5 goles. Javier Álvarez intentó recomponer sin éxito en el medio tiempo y recibió otros 4 goles en la parte complementaria. Fabián Vargas y Mayer Candelo fueron expulsados e increíblemente Colombia fue eliminada. Varios jugadores de Chile ya estaban en el aeropuerto para regresar a casa y se dice que hasta el técnico Nelson Acosta estaba en su país haciendo un asado y le tocó devolverse para disputar la segunda ronda.

 

El grupo de periodistas “anti-Álvarez” ahora fueron los que salieron a cobrar y la humillante derrota le costó el puesto al entrenador. Solo 2 meses después iniciaban las Eliminatorias y lo reemplazó el Luis “Chiqui” García. El público brasileño se enamoró de su selección y la apoyó hasta conseguir el título de ese Preolímpico. Si embargo, meses más adelante Luxemburgo fue despedido al quedar eliminado en cuartos de final de los Juegos Olímpicos.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO