El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


El partido donde Lillo deslumbró a Guardiola

junio 08 de 2020

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Real Oviedo Barcelona 1996

Real Oviedo 2 - 4 Barcelona (1996) / milanuncios

 

Pep es catalogado como uno de los mejores técnicos de la historia y el otro como uno de los que más sabe, pero que no gana títulos. ‘Juanmna’ fue inspiración para Guardiola desde que el catalán era jugador y luego compartieron unos meses en el mismo equipo. Años después trabajarían juntos en la Premier League.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli 

 

Con menos de 21 años, Juan Manuel Lillo ya era técnico del Tolosa en la tercera división de España. En 1992 se hizo cargo del Salamanca, también tercera, y para 1995 ya lo tenía en la máxima categoría. Cuenta la historia que el entrenador no quiso refuerzos de gran cartel para primera división, pues confiaba en sus muchachos y la forma de jugar. Esto le salió caro y en la fecha 28 lo destituyeron al estar penúltimo. Los jugadores no estuvieron de acuerdo y presentaron una carta de protesta al presidente.

 

Para el verano de 1996 lo fichó el Real Oviedo. Se decía que Lillo era precursor del 4-2-3-1 y alguna vez César Luis Menotti le dijo a Ángel Cappa: “He conocido a un tipo que está más loco que nosotros; le gusta el fútbol y habla del juego y de jugar bien”. Lillo con 29 años se convirtió en el técnico más joven en dirigir en la Primera División de España y debutaba nada más y nada menos que contra el Barcelona de Bobby Robson.

 

Los catalanes contaban con jugadores como: Gheorghe Popescu, Miguel Ángel Nadal, Guillermo Amor, Iván de la Peña, Luis Enrique, Hristo Stoichkov, Ronaldo, entre otros. En el Estadio Carlos Tartiere hubo dobletes de Hristo Stoichkov y Luis Enrique, mientras que Oli y Sergi en propia puerta anotaron para los locales. Más allá del 2 – 4 el líder del mediocampo blaugrana quedó sorprendido con el juego del Oviedo.

 

“Perdimos 2-4, pero jugamos muy bien. De pronto tocaron la puerta del vestuario y era Pep, que venía sin haberse cambiado. Llegó para preguntarme si me importaba charlar un minuto: ¡Cómo iba a molestarme hablar con el mejor mediocentro en la historia del fútbol! Me dijo que le gustaba mucho la forma como jugaba mi equipo y que quería mantenerse en contacto. Y lo que empezó como una cosita profesional, se volvió muchísimo más”, recordó Juan Manuel Lillo.

 

A pesar de esta admiración sus resultados no fueron con el Real Oviedo ni después con Tenerife y Real Zaragoza. El País publicó un artículo llamado: “Lillo es el entrenador con más destituciones en menos tiempo”. Regresó a Murcia y Terrasa de la Segunda División y alguna vez Guardiola dijo que no quería retirarse sin ser dirigido por ‘Juanma’ Lillo. Se pudieron encontrar en Dorados de Sinaloa en 2006 y allí Pep terminó de afianzar sus ideas para volveré técnico.

 

El colombiano que dejó plantado a Guardiola y no le contestó el teléfono

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO