El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El campeonato que ganó River Plate “gracias” a la mamá de un jugador

abril 08 de 2018

Nicolás Monroy - @Nico_Monroy7

Compartir
Twittear

Pipino Cuevas River Plate Racing 2002

Foto: Olé

 

En el Clausura 2002, ‘La Banda Cruzada’ necesitaba ganarle a Racing para seguir puntero y obtener el campeonato. Fue así como Nelson ‘Pipino’ Cuevas es recordado por marcar uno de los goles más festejados en la historia de los ‘Millonarios’. ¿Hay un mejor representante que la mamá del paraguayo?

 

Colaboración: Nicolás Monroy - @Nico_Monroy7

 

Aquel 28 de abril del 2002 se enfrentaban River Plate y Racing en la fecha 16. Este partido es el clásico entre clubes grandes de Argentina más antiguo del país. El equipo dirigido por Ramón Díaz era puntero y le llevaba 4 puntos de diferencia a Gimnasia y Esgrima de La Plata. Por otro lado, ‘La Academia’ era el campeón vigente y de ganar en El Monumental quedaba a solo 3 puntos de River.

 

El protagonista de la historia no es Nelson Cuevas sino su madre. Luego de la destacada actuación de su hijo con Paraguay en el Sudamericano de Mar del Plata en 1999, Doña Nidia se fue a la sede de River Plate y exigió hablar con el presidente. Después de esperar por horas pasó al despacho del Vicepresidente, Alfredo Davicce, y le cantó: “Una noche tibia nos conocimos, junto al agua azul de Ypacaraí...”. Posteriormente, le dijo: “¡Vengo a que compre a mi hijo!”. Realmente el club si venía haciendo un seguimiento al entonces lateral y lo terminaron adquiriendo a Sport Colombia.

 

A ‘Pipino’ lo fueron llevando de a poco en las reservas y lo convirtieron en atacante. Esporádicamente tenía oportunidades en el primer equipo pero siempre respondía. Previo al partido contra Racing en 2002, estaban lesionados Ariel Ortega y Juan Eduardo Esnáider y Maxi López cumplía sanción. Doña Nidia fue donde Ramón Díaz a pedirle que tuviera en cuenta a su hijo: “Usted defiende a su hijo como un toro”, le dijo el técnico. De ahí en adelante el Diario Olé la bautizó como ‘Ña Tora’. A última hora el entrenador convocó a Cuevas y lo puso de suplente.

 

Por ‘La Banda Cruzada’ estaban importantes jugadores como: Martín Demichelis, Esteban Cambiasso, Andres D’Alessandro y el goleador Fernando Cavenaghi. Racing no se quedaba atrás y contaba con: Gustavo Campagnuolo, Claudio Úbeda, José Chatruc, Maximiliano Estévez y Diego Milito. Aunque era un partido que prometía, lastimosamente fue aburrido y sin mayores emociones.

 

En una de las últimas jugadas salió expulsado Ángel Comizzo en el conjunto local, a River no le quedaban cambios y Martín Demichelis debió ponerse de arquero para defender la valla ante un peligroso tiro libre en el borde del área. Previamente ya había ingresado Nelson Cuevas ante la insistencia de la tribuna San Martín.

 

‘La Academia’ desperdició ese tiro libre y tras remate de Úbeda y rebote en la barrera salió en contragolpe Ricardo Rojas. El defensor pasó a su compatriota antes de que pasara la mitad de la cancha por lo que evitó el fuera de lugar. ‘Pipino’ eludió a Campagnuolo y anotó un gol de campeonato. “Me salvaste ‘paragua’”, terminó diciéndole Ramón Díaz al delantero.

 

“Ese partido me cambió la vida, gracias a ese partido me llaman a selección para el Mundial del 2002 y tras del hecho gané la camioneta que sorteó Ramón. Eso va a quedar siempre en la historia del futbol argentino y del Club River Plate”, recuerda Cuevas cada vez que puede. River Plate terminó ganando el campeonato y Cuevas se marchó al año siguiente.

 

‘Ña Tora’ volvió a hacer una de las suyas cuando en un momento comenzó a recolectar firmas para que Aníbal ‘Maño’ Ruiz dejara de ser el técnico de la selección paraguaya. También cuando Cuevas estaba en China se preocupó por la neumonía atípica y amenazó con traerlo ella misma tras una supuesta retención: “Les regresaré la plata, no tengo problema alguno con tal que me devuelvan a mi hijo. No me interesa la plata, mueren 3.000 por día y ellos dicen que son 300, están minimizando todo”. 

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO