El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El ‘Pibe’ Valderrama y su paso por Newell’s, un día

abril 22 de 2018

Nicolás Monroy - @Nico_Monroy7

Compartir
Twittear

Pibe Valderrama Newells

Foto: EnUnaBaldosa

 

Es uno de los futbolistas más importantes de la historia de Colombia y seguramente el más representativo del país en la década del 90. Estuvo cerca de jugar en la Liga de Argentina pero por diferentes motivos no terminó haciéndolo.

 

Por: Nicolás Monroy - @Nico_Monroy7

 

El 11 de enero de 1995, a inicios de las temporadas futboleras en Latinoamérica, el ‘Piscis’ Restrepo prescindió de los servicios del samario en el Junior de Barranquilla. Por esa razón, viajó a Rosario por el interés de Newell’s Old Boys. A sus 35 años, y con la personalidad que lo caracteriza, Valderrama había acordado que el club argentino tenía que entregarle un dinero por adelantado a su llegada.

 

Esta plata correspondía al 8% del pase y de su contrato. Newell’s aceptó y el jugador se dispuso a viajar y ser presentado en la sede con la camiseta. El ‘10’ esperaba recibir 800.000 dólares y lo primero que hizo al llegar fue preguntar por el dineto. El club respondió que en el momento no lo tenía ya que habían vendido al arquero Norberto Hugo Scoponi a México y debían esperar el pago al club para darle la plata.

 

“Yo que tengo que ver con esa monda, yo no tengo que ver con Scoponi ni con nada ¿Nosotros no llegamos a un acuerdo? Llegando me dan mi billete… yo no espero ni a mi mamá, que los voy a esperar a ustedes, no ‘hombé’, sean serios”. Recuerda el costeño en una entrevista con el Periódico El Heraldo.

 

El ‘Pibe’ Valderrama: De Pescaíto a capitán en tres Mundiales

 

Por esta razón, Valderrama salió de la sede, tomó el carro que lo trajo ese mismo día desde Buenos Aires, nuevamente manejó 4 horas al aeropuerto en la capital argentina y se devolvió a Colombia. Regresó al Junior y a los 6 meses se coronó campeón con el Junior luego de un maratónica cabeza a cabeza con América.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO