El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El día que Chilavert le hizo dos goles a Boca Juniors

septiembre 02 de 2018

Eduardo Andrade - @Eduardoar05

Compartir
Twittear

Chilavert Velez Boca Juniors 1996

Foto: El Telégrafo

 

En un duelo en el que Vélez Sarsfield recibía al cuadro Xeneize, el siempre polémico arquero paraguayo, una noche de junio, hizo y deshizo todo lo que quiso con Boca Juniors y su máxima figura: Diego Armando Maradona. Ha sido una de las jornadas memorables para el “guaraní”.

 

Por: Eduardo Andrade - @Eduardoar05

 

Fecha número 13 del Torneo Clausura 1996 y el equipo de Liniers venía remando posiciones en los últimos partidos pero tenía un duro partido ante el conjunto de Maradona, Claudio Caniggia, Juan Sebastián Verón, entre otros, en el estadio José Amalfitani al oeste de Buenos Aires. Un partido con picante, pues en la semana previa siempre se hablaba mucho de lo que sería el enfrentamiento entre ‘Chila’ y el Diego.

 

Desde el arranque empezaría a despertar tensión, pues justamente estos dos protagonistas se encontraban antes del inicio del partido junto al árbitro Javier Castrilli, quien más adelante sería protagonista. “¿Para qué vinieron? Ni gente tienen”, cuenta Chilavert que le dijo el argentino; “Mirá que para vos hay control antidoping”, le respondió el paraguayo.

 

En el juego como tal, Boca empezaría ganando a los quince minutos de partido con un gol de Claudio Caniggia, quien remató al poste tras una habilitación de Maradona, cazando su propio rebote para poner el 1 - 0 parcial. No obstante, 5 minutos se demoraría Vélez en empatar. Sería desde el minuto 40 que el juego adquiriría gran emoción cuando el árbitro pitó una falta a favor de Vélez al borde del área, justo al lado de la media luna. Chilavert corrió 80 metros para patear el tiro libre.

 

Mientras ubicaba el balón, los jugadores xeneizes trataban de desconcentrar al portero. Maradona nuevamente se acerca y le dice: “Déjate de joder ‘paragua’, la vas a mandar afuera”. Chilavert no se inmutó. Sonó el pito y con un elegante remate de pierna izquierda hace pasar el balón por encima de la barrera para que conecte con el poste y entre al arco ante la mirada incrédula de Carlos Navarro Montoya, que caminó un poco mientras vio el balón tocar la red.

 

El guardameta de Vélez salió corriendo a festejar con su banco y se fundió en un gran abrazo con su entrenador, nada más y nada menos que Carlos Bianchi. Tras unos instantes transcurridos, se decretó una pena máxima para Vélez, muy discutida por los jugadores de Boca, que generó la expulsión del defensor Néstor Fabbri ante los continuos reclamos al juez central.

 

Nuevamente Chilavert iría a cobrar hasta el área rival para anotar con un remate ajustado al palo izquierdo de Navarro Montoya. Con un 3 - 1 finalizó el primer tiempo. Al volver a su arco, justo donde estaba la hinchada de Boca, se desató una locura, pues los seguidores visitantes hicieron caer el alambrado que separa la tribuna de la cancha. En medio del caos, Diego Maradona es expulsado por sus constantes reclamos al árbitro Castrilli, lo que terminó dejando al cuadro xeneize con nueve jugadores y la desventaja de dos goles con 45 minutos por delante.

 

Finalmente, el segundo tiempo se pudo disputar. La noche le vendría mal a Boca, pues aún estarían por caer dos goles más que decretarían una goleada histórica 5-1. Después del cuarto gol, se daría por parte de Vélez, la sustitución de José Luis Chilavert, quien recibió la ovación de todo el estadio, para poner la cereza al pastel en su noche memorable ante un rival que muchas veces le vino bien.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO