El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El día que Bilardo metió una botella de champagne a la cancha

noviembre 05 de 2018

Eduardo Andrade - @Eduardoar05

Compartir
Twittear

Bilardo Champgane River Estudiantes

Foto: @ToloPerdido

 

Amado por unos y odiado por otros, el técnico campeón del mundo en 1986 es sin duda alguna una figura polémica e importante en el fútbol argentino. En su último año como director técnico tuvo una ocurrencia que quedó marcada para siempre al ingresar una botella de champagne, con hielera y todo, al banquillo del Estadio Monumental.

 

Por: Eduardo Andrade - @Eduardoar05

 

River Plate recibió a Estudiantes de la Plata por la segunda fecha de Torneo Clausura el 22 de febrero de 2004. En la previa del encuentro, el entrenador del cuadro ‘Pincha’ había sido muy cuestionado, por lo que decidió dar un verdadero espectáculo el día del partido. Una vez ingresaron los jugadores suplentes y el cuerpo técnico al banco, Bilardo llegó con una mesita, un balde, una botella y una copa. Ante la inusual escena, un gran tumulto de fotógrafos y periodistas empezó a reunirse alrededor del doctor.

 

Sonriendo, y con la tradicional alegría y picardía que lo caracteriza, Bilardo destapó la botella, sirvió la bebida en la copa y comenzó a beber mientras los flashes de los fotógrafos inundaban el banquillo. Ante la prensa y más de 36.000 espectadores, el técnico de Estudiantes irónicamente “brindaba por el espectáculo”.

 

El técnico a lo largo de su trayectoria puso por encima el ganar a jugar bien y por eso recibía algunas críticas de quiénes consideraban el fútbol como un espectáculo antes que nada. Todo el alboroto llamó la atención del árbitro del encuentro, Héctor Baldassi, quien se dirigió al lugar e intentó acabar el revuelo. Calmada un poco la situación, el partido dio inicio y el show de Bilardo quedó en un segundo plano.

 

Al terminar el primer tiempo, en el cual River Plate fue superior a Estudiantes y se estaba llevando la victoria 2 - 0, los problemas para el entrenador llegaron. Las repercusiones que había tenido en los medios, radio y televisión, el brindis con champagne dentro de la cancha llamaron la atención de una fiscal, Claudia Barcia, quien entró al terreno de juego convencida de que lo que había hecho Bilardo era una violación a la ley, pues estaba prohibido el ingreso de bebidas alcohólicas a cualquier espectáculo deportivo.

 

Una verdadera discusión empezó a formarse durante el entretiempo. Por un lado, la fiscal acompañada de la policía quería que Bilardo la acompañara a una oficina junto con la botella para determinar qué había sucedió, mientras el técnico peleaba para que lo dejaran ir al vestuario a dar la charla a sus jugadores. En medio de la pelea, éste soltó una frase digna para el recuerdo simpático del fútbol. Ante la acusación de tener champagne en la botella dentro del terreno de juego, Bilardo le respondió a la fiscal: “no tiene bebida alcohólica, sino Gatorade, señorita”.

 

La discusión continuó por unos minutos, hasta que se decidió sellar la botella para que el partido pudiera seguir. Finalmente, Bilardo pudo estar en el banco para el segundo tiempo, eso sí vigilado por la fiscalía y la policía, pues convenció a la fiscal de que la acompañaría una vez terminara el encuentro. Al final del partido, la botella fue confiscada por las autoridades para determinar cuál era su verdadero contenido.

 

El juego terminó 3 - 0 a favor de River, pero lo verdaderamente importante y memorable aquella tarde-noche en El Monumental fue la situación de Bilardo, quien afirmó que sí era una botella de champagne, pero que la había vaciado y llenado con Gatorade para el partido. Al volver a casa, a su sitio de concentración, los estaba esperando la champagne así hubieran perdido.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO