El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Un golpe de suerte: La única final entre Liverpool y Real Madrid

mayo 26 de 2018

Santiago Clavijo Merino - @santiagocm96

Compartir
Twittear

Liverpool Real Madrid 1981

Foto: MedioTiempo

 

En 1981 por primera vez se enfrentaron ambos clubes por la final de la Copa de Europa, hoy conocida como Champions League. Fue un partido cerrado la mayoría del tiempo, era uno de esos en los que solo lo podían definir un error y así terminó siendo.

 

Por: Santiago Clavijo Merino - @santiagocm96

 

El Real Madrid llegaba a una final de la máxima competición de clubes en Europa luego de 15 años de ausencia. Liverpool, por su lado, era el protagonista de esa época dorada para Inglaterra, en la que de 1977 a 1984, siete ‘orejonas’ fueron para equipos de ese país, siendo ‘los ‘reds’ campeones en cuatro ediciones.

 

Los ‘merengues’ tenían en sus filas a José Antonio Camacho, Vicente Del Bosque y Juanito, uno de sus más grandes ídolos. Ninguno pudo hacer la diferencia en un partido que fue marcado por los choques y mucha disputa por el balón en mitad de la cancha. Con un Liverpool que se defendía bien e impedía que la magia de Juanito apareciera en el césped del Parc Des Princes de París.

 

El cuadro británico gozaba de una de las mejores épocas en su historia de la mano de una de sus máximas figuras: Bob Paisley, quien trabajó únicamente en el Liverpool durante 39 años, divididos en tres etapas; jugador (15), asistente técnico (15) y director técnico (9). Fue en esta última en la que se destacó ampliamente cosechando 20 títulos. Además, los ‘reds’ tenían en su plantel a Kenny Dalglish y Terry McDermott, goleador de aquella competición con seis tantos.

 

Paradojicamente, ninguno de los dos pudo romper la paridad en suelo francés y el partido tuvo que esperar hasta el minuto 82 para una emoción gracias a un defensa central. Luego de un saque lateral, Alan Kennedy se animó a buscar el gol que le diera el título a su equipo.

 

Al final, todo sucedió como si el destino ya lo hubiera determinado. El balón le cayó casi con suerte a Keneddy y aunque no controló bien y el balón se le fue largo, Rafael García Cortés, central blanco, erró un rechazo y la pelota le quedó a placer al jugador ‘red’ para que definiera ante la salida del portero.

 

Esta fue la tercera de las cinco Champions League que tiene el Liverpool en su palmares, además, fue el último trofeo internacional en la exitosa era de Bob Paisley. Como dato curioso, García Cortés, quien cometió el error para el gol del Liverpool, explica que ese infortunio le costó su salida de la ‘Casa Blanca’.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO