El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El día que Ronaldo le hizo la fiesta a la Lazio

mayo 20 de 2018

Eduardo Andrade - @Eduardoar05

Compartir
Twittear

Inter Milan Lazio UEFA 1998

Foto: TheWorldNews

 

Para la final de la Copa de la UEFA, actual Europa League, de 1998 se enfrentaron por quinta vez dos equipos de un mismo país: Internazionale de Milan y SS Lazio. El duelo terminó con una tremenda paliza del Inter, quedándose con su tercer título en ocho años.

 

Por: Eduardo Andrade - @Eduardoar05

 

En las filas del cuadro ‘neroazzurri’ se destacaba un joven brasilero de 21 años, quien había llegado unos meses atrás procedente del Barcelona, y que en su primera temporada con el equipo italiano llevaba un registro de más de 30 goles en 42 partidos. El 6 de mayo de 1998 ‘O Fenómeno’ sumaría un gol más a su cuenta y sería la gran figura del equipo que se alzaba con el segundo trofeo más importante en las competencias europeas.

 

Al encuentro definitivo, el cual fue la primera final jugada a partido único de la competición, ambas escuadras llegaban como las máximas anotadoras del torneo: Lazio había marcado 16 goles en las cinco rondas que había diputado, mientras que el Inter había sumado, en el mismo número de partidos, un gol más que los ‘Biancocelesti’. Además, Ronaldo Nazario había sido el factor desequilibrante en las semifinales frente al Spartak Moscú anotando un doblete en Rusia.

 

En sus enfrentamientos previos durante esa temporada, Lazio había salido mejor parado en los duelos por Serie A, en la jornada 5 del Calcio ambas escuadras empataron a cero goles en el estadio Giuseppe Meazza. para la fecha número 22, en el Estadio Olímpico, el cuadro romano se impuso por goleada 3 - 0. Sin embargo, en la final europea salió a relucir la jerarquía del Inter, quien ya había sido campeón de la Copa de la UEFA en 1991 ante la Roma y en 1994 contra Salzburgo. Además, el equipo milanés era el vigente subcampeón.

 

El Parque de los Príncipes en París sería el escenario donde el cuadro ‘Neroazzurri’ le daría un baile al ‘Biancocelesti’. Recién iniciado el encuentro el delantero chileno Iván Zamorano anotaría el primer gol para el equipo de Milán. El gol tempranero, sumado a la grandísima actuación de Ronaldo de ahí en adelante, desequilibraría el juego para el lado del Inter ante una Lazio que nunca pudo responder.

 

Con jugadas de lujo, regates, corridas en velocidad, rapidez y mucha técnica, ‘O Fenómeno’ volvería loca a toda la defensa rival, en especial al central Alessandro Nesta, a quien le fue imposible referenciarlo durante los 90 minutos. La única manera que encontraron los jugadores celestes para detener al brasilero fue con continuas faltas.

 

Precisamente tras una de estas sobre el costado derecho del campo, al minuto 60, el mismo Ronaldo realizó el cobro poniendo el balón en el área para que Zamorano la bajara de cabeza y le dejara el balón servido a Javier Zanetti, quien con un potente remate desde la medialuna clavaría la pelota en un ángulo para poner el 2 - 0.

 

Diez minutos después, todo el esfuerzo durante el partido le sería recompensado a Ronaldo. Tras ser habilitado por un compañero, se fue mano a mano con el arquero Marchegiani y en una demostración de magia y talento, dejó al guardameta sentado en el piso y con el arco a disposición para guardar el balón y decretar el 3 - 0 definitivo.

 

El Inter de Milán obtuvo así su tercera Copa de la UEFA y su séptimo título internacional gracias al show del brasilero. Ronaldo fue condecorado como el hombre del partido aquella noche.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO