El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


La vida de Grondona antes de convertirse en el amo y señor del fútbol argentino

julio 31 de 2014

El CincoCero

Compartir
Twittear
galeria GrondonaAntesAFA

Foto: @arielalvarez75

 

Don Julio fue un controvertido dirigente del fútbol argentino y de la FIFA. Hoy murió a los 82 años, luego de una complicación cardiaca. Conozca parte de la vida de este personaje antes de llegar a la cima de la AFA.

 

(Ver, Grondona: Lo bueno y lo malo en la AFA)

(Ver, Las polémicas de Grondona: Corrupción, amenazas y negocios)

 

Futbolista, ingeniero y ferretero

Julio Humberto Grondona nació el 18 de septiembre en Avellanada. Su familia era humilde y tenían una ferreteria llamada Lombardi y Grondona: “Materiales para la construcción y artículos para el hogar”. Hoy en día todavía existe y es parte esencial de Sarandí, una pequeña ciudad de la localidad de Avellaneda. Sigue siendo un negocio familiar y hasta se ha convertido en sitio turístico para los visitantes.

 

Era el mayor de seis hermanos con quienes compartía la misma habitación durante sus primeros años de vida. Luego su padre Henrique construyó una casa arriba de la ferretería y se acomodaron mejor. Con su papá también iba al estadio a ver a Independiente, equipo del cual era hincha.

 

Grondona jugó en las divisiones menores de River Plate, donde llegó hasta la quinta división, y en Defensores de Belgrano estuvo en la cuarta. Dicen que era un habilidoso volante ‘10’, pero no soñaba con ser futbolista profesional. En algún partido agredió a un árbitro y lo suspendieron por ocho fechas. Esta fue una de las razones por las que antes de cumplir 18 años dejó de jugar y entró a estudiar Ingenieria Civil en la Universidad de la Plata.

 

A los 20 años debió abandonar la carrera, porque su padre sufrió una hemiplejia (mitad del cuerpo paralizado) y no pudo volver a trabajar. Julio debió asumir el negocio familiar y allí conoció a su esposa, Nélida, con quien se casó a los 24 años y tuvo tres hijos.

 

De su trabajo como ferretero algunos recuerdan que fiaba a sus clientes y les decía que pagaran cuando pudieran. De esta forma siempre le debían algo y tenía favores que cobrarse. Según sus críticos, de esta misma manera manejó la AFA, en donde constantemente le prestaba dinero a los clubes y por esto pocas veces tuvo oposición al tener a los dirigentes “en sus manos”.

 

Arsenal e Independiente, sus inicios como dirigente

En 1957 Don Julio y un grupo de amigos fundaron el club Arsenal que empezó a jugar en la cuarta categoría del fútbol argentino. Ahí empezó a combinar su trabajo en la ferreteria y su carrera como dirigente. Según dijo en alguna ocasión no le quedaba tiempo de nada y la última vez que fue a cine fue en 1956 a ver “Lo que el viento se llevó”.

 

Los colores celeste y rojo del equipo fueron escogidos por ser los de los dos equipos de Avellaneda, Racing e Independiente. En 1962 logró el ascenso de la Primera D a la C y ahí permaneció hasta 1986, cuando subió a la B. Su hermano Héctor jugó muchos años en el club y en la actualidad sigue siendo el máximo goleador histórico del club de Sarandí con 168 goles.

 

En 1969 Grondona fue suspendido un año por agredir a un árbitro. Esto le impidió ser candidato a la presidencia de Independiente, donde ya era Presidente de la Subcomisión de Fútbol Profesional y al mismo tiempo Presidente de Arsenal.

 

Su hijo Humberto fue secuestrado en 1973. Durante nueve días Grondona debió negociar con los secuestradores y finalmente logró la liberación. En el 1976 dejó el cargo directivo del club que fundó y cumplió su objetivo de llegar a la presidencia del Rojo de Avellaneda. Su triunfo fue algo sorpresivo, ya que en las elecciones derrotó a la dirigencia que había llevado al club a ganar la Copa Libertadores del 72, 73, 74 y 75.

 

Al frente de Independiente sólo duró tres años, la razón fue asumir la presidencia de la AFA en 1979. Ya era tesorero del máximo ente del fútbol argentino cuando lo “eligieron los clubes y no Lacoste”, explicó en alguna Grondona para limpiar su nombre.

 

Y es que el Vicealmirante Lacoste fue el militar encargado de organizar la Copa del Mundo de 1978 realizada en Argentina y quien supuestamente dio el apoyo definitivo a Grondona. Por eso muchos contradictores lo relacionan con la dictadura y un oscuro pasado.

 

A partir de ese momento empezarían los 35 años de Juiio Grondona al frente de la AFA. Su negocio familiar nunca lo dejó y según expresó en alguna polémica declaración fue lo que le dio de comer, porque como presidente de la AFA no ganó mucho dinero.

 

(Ver, Grondona: Lo bueno y lo malo en la AFA)

(Ver, Las polémicas de Grondona: Corrupción, amenazas y negocios)

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

Lo más leido