El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram
Automas Publicidad Automas Publicidad

Willington Ortiz: Un grande que no pudo ir a un Mundial ni jugar en Europa

septiembre 22 de 2016

El CincoCero

Compartir
Twittear

Willington Ortiz

 

Es considerado por muchos aficionados y periodistas el mejor futbolista en la historia de Colombia. Algunos dicen que nació en la época equivocada y en la actualidad sería codiciado por los mejores clubes del mundo.

 

El “flaquito” de Tumaco

Nació el 26 de marzo de 1952 en territorio nariñense, jugaba como ‘10’ en su juventud e hizo parte de la Selección Nariño. Llegó a probarse en el América de Cali y a pesar de sus condiciones el técnico Guillermo Reynoso le dijo que era muy bajito. También probó suerte en el Deportivo Pereira donde alcanzó a disputar un amistoso con el Once Caldas. Otro argentino, Alfredo Cuezzo, lo rechazó por no tener la talla suficiente y no pesar más de 50 kilos.

 

Fue entonces cuando llegó la oportunidad de un club de Girardot para Willington y otros de sus compañeros. Allí estuvo algunos meses jugando en lo que equivalía a la Segunda División, aunque no había ascenso. Sin embargo, el habilidoso futbolista estaba frustrado por no ser aceptado en un equipo de la máxima categoría.

 

En Tumaco se realizó un cuadrangular con Cali, Millonarios y selecciones regionales. Willington estaba a punto de “tirar la toalla” pero se destacó en el torneo y Jaime Arroyave lo llevó a él, y a Eladio Vásquez, a Bogotá. Llegaron a la capital y se instalaron en el Minuto de Dios donde los albiazules tenían una casa de concentración.

 

Gabriel Ochoa Uribe y su explosión en Millonarios

Con 19 años debutó en un partido amistoso ante Internacional de Porto Alegre en El Campín. Le tocó como puntero derecho porque el puesto de ‘10’ ya estaba ocupado. Recién llegaba Elías Figueroa, histórico defensa chileno, al equipo brasilero y ese día Willington Ortiz no solo marcó el gol de la victoria sino que les dio un “baile”. Ya en el campeonato colombiano anotó tres goles en Santa Marta al Unión Magdalena y todos se empezaron a preguntar: “¿Quién en ese negrito?”

 

El técnico Gabriel Ochoa Uribe lo acogió muy bien como a todos los demás jóvenes que llegaban. Le exigió terminar el bachillerato y el club le dio una beca para estudiar Educación Física en la Universidad Pedagógica. Lo mismo hacía Jaime Morón, mientras que Alejandro Brand que se inclinó por la Economía.

 

Con el primer contrato le compró una casa a Jaime Arroyave en la Calle 17 sur con carrera séptima. Correspondía a algo así como 1’500.000 y aconsejado por el Dr. Ochoa Uribe invirtió bien la plata en vez de gastarla en otras cosas. Así fue que pudo traer a toda su familia a la capital colombiana.

 

No pudo ser mejor su primer año y ganó el título luego de que Millonarios llevara 8 años sin hacerlo. La delantera se conoció como el BOM (Brand, Ortiz y Morón). A todos sus compañeros les decía “Viejo” y por eso se ganó el apodo de “Viejo Willy”. En los 7 años con los albiazules sacó goleadores a: Jaime Morón, Miguel Ángel Converti, Javier ‘Toro’ Tamayo y Juan José Irigoyen. Con este último ganó el campeonato de 1978.

 

Polémicas transferencias a los equipos de Cali

En 1979 el club capitalino no clasificó a las finales y se vio inmerso en una gran crisis económica e institucional.El presidente de Millonarios, Harry Klein, vendió el pase del delantero al Deportivo Cali por una cifra cercana a los $13’000.000 y se consideró la transferencia más cara de la historia.

 

Para los hinchas azules los clásicos de la época eran Santa Fe, rival de patio, y Cali por todos los títulos que habían definido entre los dos clubes. Por esta razón, la salida del ídolo se convirtió en todo un escándalo. A Willington solo le avisaron de la venta y debió viajar a Cali. En aquel momento los futbolistas no tenían mucho poder de decisión y dejó en Millonarios 327 partidos jugados, 96 goles y dos títulos. Además, no le dieron el 8% de la transferencia que era lo que le correspondía por derecho.

 

Con el Deportivo Cali el “Viejo Willy” estuvo hasta 1982 y no consiguió ningún título. Los ‘azucareros’ también vivieron un problema económico y el presidente, Alex Gorayeb, negoció el pase por 40’000.000. De nuevo el jugador no vio un solo peso de la transferencia y peor aún era que Gabriel Ochoa Uribe no lo quería en el equipo. El técnico seguía molesto porque en Millonarios, Ortiz junto a otros no respaldaron al entrenador cuando debió irse del equipo en 1977. Después de varias charlas hicieron las pases y a los 30 años el tumaqueño se vestía de ‘escarlata’.

 

En el América disputó 226 partidos y anotó 71 goles. Esta versión de Willington era más como volante y dejó de ser el puntero derecho que todos conocían. Ganó cuatro veces el campeonato colombiano (1983, 1984, 1985 y 1986) pero la gran frustración sería la Copa Libertadores. Perdió las finales del 85, 86 y 87 ante Argentinos Juniors, River Plate y Peñarol.

 

Ricardo ‘Tigre’ Gareca lo reconoce como uno de los mejores jugadores que vio en su vida. Los centros de Willington y cabezazos del argentino fueron fundamentales en esos años. Así como su complemento junto al paraguayo Roberto Cabañas. En 1989 decidió “colgar los guayos” a los 37 años dejando 213 goles y muchas gambetas en el recuerdo.

 

 

¿Por qué no jugó en el exterior?

La oferta más concreta que tuvo fue del América de México. Un dirigente llegó a reunirse con el colombiano en El Campín y dicen que hasta traía un maletín lleno de dinero. Harry Klein, presidente de Millonarios, no lo dejó ir. En aquel momento los equipos eran dueños de los pases y prácticamente los futbolistas estaban sometidos a la decisión de club.

 

En Europa el Hércules de Alicante también lo pretendió y no se dio. Además, en aquel momento el jugador colombiano no tenía mercado en Europa. También viajó a Miami a unirse a los Toros de Miami en la naciente North America Soccer League donde estuvieron Pelé, Franz Beckenbauer, Johan Cruyff, entre otros. Duró una semana en el hotel, le fueron a cobrar la habitación y él se devolvió porque nadie le respondía.

 

Históricos goles

Para la Eliminatoria a Alemania 1974, Colombia le ganó 0 - 1 a Uruguay en el Centenario de Montevideo. Bajo las ordenes de Todor Veselinović obtuvieron ese histórico triunfo con gol de Willington Ortiz. Los ‘charrúas’ jamás habían perdido de locales un partido por Eliminatorias. Sin embargo, por diferencia de gol la ‘Tricolor’ quedó segunda del grupo y no clasificó.

 

La primera victoria de un club colombiano en Argentina se dio gracias al “Viejo Willy”. Millonarios derrotó 1 - 2 a Quilmes en la fase de grupos de la Copa Libertadores 1979. Abrió la cuenta Juan José Irigoyen, empató Edgardo Paruzzo y a los 75 el tumaqueño anotó el gol definitivo.

 

En Copa Libertadores el más recordado lo marcó con el Deportivo Cali. Los ‘azucareros’ ganaron 1 - 2 en El Monumental y por primera vez un equipo colombiano lo hacía en ese estadio. Gran jugada individual de Willington que enfrentó a varios campeones mundiales de Argentina de 1978, entre ellos al ‘Pato’ Fillol.

 

 

Con América de Cali anotó en el Pascual Guerrero en la final de la Copa Libertadores contra Argentinos Juniors. Los ‘escarlatas’ venían de perder 1 - 0 en Argentina y el gol de Willington forzó a un tercer partido en Asunción, Paraguay. Allí el América salió derrotado desde los penales.

 

 

Uno a los que más le pegaron

La patada que más se recuerda se la propinó el ‘Gringo’ Palacios en un Millonarios vs Cúcuta. Le metió una plancha en el muslo y tuvo una rotura de cuádriceps con 35 puntos de sutura. Fue un escándalo nacional porque al defensor no lo expulsaron ni lo suspendieron. Ortiz debió estar fuera de las canchas por poco más de tres meses y hasta el día de hoy tiene una cicatriz.

 

Otra muy perjudicial la recibió por parte de Jorge García en la Copa Libertadores de 1981. El argentino le dio un rodillazo en la espalda que le fisuró la quinta vértebra y por poco lo deja fuera del fútbol. De ahí en adelante el atacante siempre tuvo problemas de espalda y debió ser operado.

 

En la semifinal de la Copa América en 1975 le lastimaron el brazo. Por esa razón no pudo disputar los dos primeros partidos de la final ante Perú. En el último volvió y para despistar a los ‘Incas’ se vendó el brazo “bueno” que los rivales buscaban para sacarlo del partido. Willington siempre fue “guapo” y no se dejó amedrentar en aquella época cuando el reglamento permitía el juego fuerte.

 

¿Y la Selección?

Su primera participación se dio en los Juegos Olímpicos de 1972 donde Colombia salió en primera ronda. El “Viejo Willy” jugó cuatro Eliminatorias, la de los Mundiales de Alemania 1974, Argentina 1978, España 1982 y México 1986. Ni con Todor Veselinović, ni Blagoje Vidinić, ni Carlos Salvador Bilardo, ni Gabriel Ochoa Uribe pudo clasificar a una Copa del Mundo. Participó en las Copas América de 1975 (Subcampeón) y la de 1979. En total anotó 12 goles vistiendo la ‘Tricolor’.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

EL CINCOCERO TV

Drogba un ejemplo de fútbol y paz.

Compartir
Twittear

Lo más leido