El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Andrea Pirlo: Pienso, luego juego

marzo 30 de 2018

Alejandro Gamboa - @gamboalejo

Compartir
Twittear

Andrea Pirlo Perfil

 

Pocos jugadores tienen la fortuna de decir que jugaron en el Inter de Milán, Milán y Juventus como él. Además, en el primer Mundial que disputó ayudó a su selección a conquistar por cuarta vez la Copa del Mundo. Sin importar color ni camiseta es uno de esos jugadores admirados por el mundo del fútbol.

 

Por: Alejandro Gamboa - @gamboalejo

 

Ascendiendo en su equipo, retrocediendo en la cancha

Llegó a las divisiones menores del Brescia en donde se desempeñaba como segundo delantero. Con 16 años se convirtió en 1994 en el jugador más joven en debutar en Serie A para este equipo. Su carrera profesional iba subiendo a la vez que su posición en la cancha iba cambiando, pues empezó a jugar como volante ofensivo. Luego de destacarse en un par de temporadas, Inter se fijó en él y decidió ficharlo.

 

Un retroceso que le dio impulso para llegar a la cima

A pesar de que el técnico de Inter de esa época, Micrea Lucescu, fue quien pidió su contratación, Pirlo no pudo encontrar un lugar en el equipo y fue cedido a Reggina y Brescia. Fue allí, en el club donde debutó, que mejoró su nivel futbolístico jugando como volante de primera línea detrás de Roberto Baggio. Brescia luchaba por no descender y acabó ocupando la séptima posición.

 

Su actuación sería suficiente para llamar la atención del Milán. A partir de 2001 empezaría una historia de amor entre los ‘rossoneros’ y Andrea Pirlo. Carlo Ancelotti le dio la confianza necesaria y junto a Rui Costa, Kaká, Gennaro Gattuso y Clarence Seedorf conformaría un mediocampo de ensueño.

 

En la temporada 2002 - 2003 levantó su primera Champions League y se consolidó como un jugador de clase mundial. Sus compañeros lo apodaron “metrónomo” pues era el encargado de establecer el ritmo en el equipo. Aunque físicamente no era el más dotado, su rapidez mental y precisión con el balón eran impresionantes.

 

Del llanto a la sonrisa

En 2005 se dio la que por muchos es considerada la mejor final de la Champions League en su formato actual. Liverpool y Milán se enfrentaron en lo que se denominó como el ‘Milagro de Estambul’. Milán le ganaba 3 - 0 al Liverpool pero en una descomunal remontada los ingleses igualaron el partido y se consagraron campeones en los penales. “Pensé en mi retiro después de haber perdido con Liverpool. Por varios días estuve muy convencido de que todo había terminado” cuenta en su autobiografía “Pienso, luego juego”.

 

Después de esta grandísima decepción el fútbol tenía preparado para el ‘Arquitecto’ una temporada de ensueño, quizá la mejor de su carrera profesional. Comenzó en julio de 2006 cuando disputaba su primer Mundial con Italia. En el primer partido del campeonato anotó un gol desde fuera del área para darle la ventaja a su selección contra Ghana. En las semifinales ante Alemania tuvo una destacada actuación, selló su debut en una Copa del Mundo con el triunfo por penales ante Francia y cumplió así el sueño de todo jugador: Ser Campeón de un Mundial.

 

Ese verano estuvo a punto de fichar por el Real Madrid pero un problema con las directivas del club italiano impidieron su traspaso al club español. A final de temporada llegó la revancha ante el Liverpool en la final de la Champions League y esta vez los italianos levantaron la ‘Orejona’ con un triunfo 2 - 1 en Atenas.

 

Como el buen vino, mejoró con el paso del tiempo

En 2010, Pep Guardiola habló con Pirlo para convencerlo de ir a jugar a Barcelona, sin embargo nuevamente la directiva ‘rossonera’ impidió el fichaje. Para 2011 su salida del Milán fue inminente debido a que consideraban que ya no podía aportar futbolísticamente lo que había hecho los últimos diez años.

 

Pirlo tiene su propio viñedo pues es una de sus pasiones aparte del fútbol. Como el vino, el fútbol del ‘Arquitecto’ mejoró a pesar de los años. Llegó a la Juventus como agente libre y allí ganó la Serie A cuatro veces de manera consecutiva. También fue elegido el mejor jugador de la liga italiana en tres temporadas consecutivas: 2011 - 2012, 2012 - 2013 y 2013 - 2014.

 

Para ponerle la cereza al pastel el 23 de Octubre de 2013 en un partido de Champions League entre Real Madrid y Juventus disputado en el Santiago Bernabéu, Pirlo fue ovacionado por la afición del club merengue. En 2015 lo fichó el New York City donde disputó dos temporadas y finalmente el 5 de Noviembre de 2017 puso fin a una de las carreras más brillantes de un futbolista italiano en los últimos años.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO