El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


El primer futbolista ‘rockstar’ y que terminó inmerso en el alcohol

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

George Best RockStar Moda

George Best / Fotos: esquire, WhoAteAllThePies, Internet y lamerced3

 

Ya es común ver a los jugadores no solo como deportistas sino en las portadas de revistas de farándula, en restaurantes, en los bares más visitados y saliendo con modelos, actrices, cantantes y demás. Sin embargo, esto no fue siempre así, el trato en el pasado era totalmente diferente.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

El 6 de febrero de 1958 se produjo una de las grandes tragedias del fútbol. Manchester United regresaba de Yugoslavia tras haber eliminado a Estrella Roja de los cuartos de final de la Copa de Europa. El avión paró en Múnich para recargar combustible, había mal tiempo y poco después de despegar se estrelló. Murieron 23 personas entre las que se encontraban 8 futbolistas del plantel.

 

Fue un duro golpe para el equipo y para el histórico técnico Matt Busby que comenzó a rearmar el equipo. En 1961 un scout del club vio a un joven de 15 años en Belfast, Irlanda del Norte y le mandó un telegrama al entrenador: “Creo que te he encontrado un genio”. Se trataba de George Best que aceptó viajar a Manchester, se probó en “Los Diablos Rojos” y se devolvió al día siguiente porque extrañaba su casa.

 

De vuelta en su país este talentoso y flaco norirlandés, que no parecía futbolista, recapacitó y sus padres volvieron a mandarlo a Inglaterra. Esta vez si se quedó y se fue a vivir a una casa de familia donde la Señora Fullaway se convirtió en su acudiente, ya que su familia jamás quiso mudarse. Best era tímido, callado y desde niño su máxima afición fue un balón de fútbol. En 1963, y con solo 17 años, Busby lo hizo debutar.

 

George Best RockStar Moda 11

1963 / FouFourTwo

 

A nivel internacional empezó a hablarse de George Best luego de su gran partido en Portugal cuando eliminaron al Benfica en la Copa de Europa 1965 – 1996. Manchester United goleó 2 – 5 con dos anotaciones del joven atacante. Su velocidad, regate y definición quedó registrada, aunque el United no pudo llegar a la final. Para Matt Busby y el equipo era una obsesión la Copa de Europa luego del desastre de Múnich.

 

Por esos días comenzó a salir con la modelo inglesa Jackie Glass, antes los futbolistas salían en las últimas páginas de los diarios y ellos comenzaron a ser portada. George Best era apuesto y visitaba diferentes bares donde casi todos lo invitaban a un trago. En 1968 el United le ganó la Copa de Europa al Bemfica en tiempo extra y Best hizo uno de los goles.

 

Uno de sus compañeros reveló que tras la celebración, Best ya estaba “deprimido” en la ducha porque creía que ya había cumplido su objetivo y eso que solo tenía 22 años. Todo empeoró cuando a los pocos meses Matt Busby renunció a la dirección técnica del Manchester United y tomó un cargo administrativo. En vez de armar un equipo en torno al crack, que tenía toda una carrera por delante, se contrataron jugadores sin mayor relevancia.

 

 

El norirlandés aumentó su aparición en medios, era imagen de unos huevos, salchichas y demás productos y además se convirtió en un ícono de la moda, tanto que llegó a abrir su propia tienda de ropa. Su peinado hizo que lo llamaran “El Quinto Beatle”, se transportaba en automóviles deportivos y su novia lo dejó por mujeriego. Por otro lado, de 1969 a 1972 el atacante no bajó de 20 goles por temporada, pero el equipo no subió del octavo lugar en la Liga ni ganó otros títulos locales.

 

Alguna vez desapareció por varios días y su extécnico Matt Busby amenazó con echarlo. Nadie del club fue a buscarlo hasta que algunos periodistas lo encontraron en Londres en la casa de la actriz Sinéad Cusack. Best debió pedir perdón públicamente y a mediados de 1972 anunció su retiro del fútbol por no estar bien ni física ni mentalmente: “Construí una imagen y ahora todo me volvió en contra”.

 

Best terminó volviendo, pero cada vez faltaba más a los entrenamientos. Dejó de ser una combinación de fútbol y espectáculo para ser solo polémicas. El joven tímido ahora se tomaba confianza socialmente con el consumo de alcohol. Sus allegados decían que odiaba las cámaras y las sesiones de fotos, pero como siempre era junto a modelos por eso aceptaba.

 

En enero de 1974 disputó su último partido con el United, lo sancionaron y se “retiró” del fútbol una vez más. “Los Diablos Rojos” terminaron descendiendo a final de temporada, toda una sorpresay desilusión para los hinchas. Aparte de su comportamiento afuera, dentro de la cancha había comenzazo a ser agresivo con los árbitros y alguna vez lo suspendieron hasta por un mes.

 

Pasó por un par de equipos de Inglaterra y e Irlanda sin mayor trascendencia hasta que en 1976 se marchó a Estados Unidos. La naciente NASL buscó contratar grandes estrellas como Pelé, Johan Cruyff y Franz Beckenbauer para impulsar el ‘soccer’. Los Ángeles Aztecs ficharon al norirlandés que apenas tenía 29 años. Allá comenzó una nueva vida, no era tan conocido y los periodistas no lo perseguían.

 

George Best RockStar Moda 12

George Best y Pelé en la NASL / FIFA

 

Best conoció a Angie y se casó con ella, iba a entrenar sin mayores contratiempos, luego pasaba el tiempo en un bar y básicamente se sentía libre. Parecía que enderezaba su vida, rendía en el campo y abrió un bar con su esposa. De nuevo, cuando todo iba bien volvió a beber fuertemente. Alguna vez llegó a aceptar que se tomaba una botella diaria, en esa época no se hablaba mucho del alcoholismo y él no aceptaba que tenía un problema.

 

Los Aztecs lo vendieron y comenzó a ir de un lado a otro. Muchos clubes solo lo querían para publicidad, se cansaban de él y luego lo botaban. En 1980 llegó a San Jose Earthquakes, allí llegó hasta a mendigar y robar para comprar alcohol. Angie quedó embarazada y el club lo ayudó a rehabilitarse. En 1981 se enojó con un árbitro que dio un gol en fuera de lugar, sacaron del medio y Best hizo todo un golazo eludiendo rivales.

 

Esa anotación fue elegida como “El Gol Budweiser del Año”. Llevaba 11 meses sin consumir alcohol, recibió el trofeo y se fue a beber por 22 días. Su esposa pidió el divorcio y Best volvió a Gran Bretaña a jugar en algunos clubes sin mayor trascendencia. Volvió a casarse, tuvo problemas de violencia con su nueva esposa y en los 90 se le veía por algunos programas de T.V en Inglaterra básicamente causando burlas y cada vez con un aspecto peor.

 

 

Debió someterse a un trasplante de hígado y de nuevo comenzó a vivir en su país. Duró sobrio 3 años y alguna vez un amigo lo felicitó a lo que Best respondió: “no pasó un día en los últimos 3 años en los que no piense en beber”. Efectivamente lo volvió a hacer y murió en 2005. A su despedida acudieron más de 250.000 personas y el aeropuerto de Belfast lleva su nombre.

 

Algunos piensan que su soledad luego de salir de la casa de la Señora Fullaway en su juventud le hizo daño. Compró una extraña casa, pero lujosa casa y vivía solo. Su madre también se volvió alcohólica sin explicación alguna y había muerto a finales de los 70. Best fue el primer futbolista que entró al mundo del espectáculo y jocosamente muchos dicen que David Beckham se lo debe todo a él.

 

A George Best se le atribuyen frases como: “en 1969 dejé las mujeres y el alcohol; fueron los peores 20 minutos de mi vida”, “he gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y automóviles...el resto lo he desperdiciado” y “he dejado de beber, pero sólo cuando duermo”. Sin embargo, la frase que dijo y con la que sus allegados más lo identifican es: “recuérdenme por mi fútbol”.

 

George Best RockStar Moda 13

The Telegraph

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

Lo más leido