El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram
Automas Publicidad Automas Publicidad

Soy un hincha de verdad y no me representan las barras bravas

abril 06 de 2016

Felipe Valderrama - @felipe1017

Compartir
Twittear

El Campin Millonarios

Foto: Internet

 

Vandalismo, negocio y lucha de poderes es lo que se vive hoy en algún sector de las barras. La mayoría somos buenos y por eso debemos dejar de tolerar a los violentos, por unos pocos pagamos todos.

 

Autor: @felipe1017

 

Muchos que empezamos a asistir al estadio en la adolescencia, o incluso en la niñez, nos dejamos deslumbrar por el colorido y cantos de las barras, hasta ahí nada malo. Luego comenzamos a escuchar el cuento del “aguante”, algo que bien entendido es apoyar al equipo y asistir al estadio en las buenas y en las malas. Pero como lo ven algunos es armar peleas contra hinchas de otros equipos, viajar a otras ciudades así toque robar en el camino y creerse los dueños de las tribunas.

 

En el 2006 asistí a unos 10 partidos en Lateral Norte con los Comandos Azules. Luego alrededor de un año estuve en Sur con la Blue Rain que comenzaba a tomar fuerza de nuevo. Iba con dos amigos y nunca nos interesó pertenecer a un grupo específico. Jamás tuvimos problemas aunque decidimos regresar a oriental porque cada vez se volvía más difícil conseguir las boletas.

 

Con el tiempo uno se va dando cuenta lo que sucede realmente. Muchos de los jóvenes que ingresan a la barra lo hacen con la mejor intención de apoyar a su equipo, algunos para estar con su grupo de amigos, otros para consumir licor y drogas, pero varios líderes tienen su negocio propio.

 

Lo curioso es que son los primeros en decirle a la dirigencia que no jueguen con nuestra pasión y que Millos no es su negocio. Una actitud muy cínica, pues ellos son los que cobran por poner banderas, venden droga, ganan plata organizando viajes a otras ciudades y hasta las personas que no pueden comprar abono tienen que pagarles para hacer la fila en las taquillas alrededor del estadio. Entonces ¿qué diferencia hay entre ellos y varios dirigentes corruptos que tanto daño le han hecho al club?

 

Otro aspecto importante es que ahora hay unos más hinchas de la barra que hinchas del equipo. Estos nefastos líderes creen que su barra está por encima del club. Para los que no recuerdan en la estrella 14 estuvieron a punto de arruinar la fiesta. En el partido contra el Medellín entraron pólvora y cuando todavía se jugaba el segundo tiempo lanzaron algunos elementos que explotaron en plena cancha. Gracias a Dios era Luis Delgado el que estaba en el arco Norte, de ser Leandro Castellanos del DIM podría haberse tirado al piso para decir que la explosión lo había afectado y quién sabe que hubiera pasado.

 

Eso pasa porque para los líderes, aunque no se puede generalizar, es más importante decir: “Entramos pólvora, que fiesta hicimos” y no enfocarse en lo mejor para el equipo. Sus cantos a favor o en contra de dirigentes, técnicos o jugadores dependen de si les regalaron o no boletas e indumentaria del equipo. Muy bien copiaron a las barras argentinas.

 

Personalmente me gusta ver el estadio todo de azul, pues sé que tenemos una afición que lo puede llenar. Sin embargo, tampoco me incomoda que se le vendan 100 o 200 boletas a hinchas del equipo rival y los acomoden en un lugar seguro. Somos la capital y debemos dar ejemplo de tolerancia.

 

Lo ocurrido en los dos últimos partidos contra Atlético Nacional es ridículo. En una ocasión fui con una persona neutral que vivió varios años fuera del país y no es hincha de ningún club en Colombia. Como no tenía nada de Millonarios no le permitían la entrada por lo que me tocó conseguir una bufanda prestada. En el compromiso más reciente, a un abonado que lleva 30 años yendo al estadio le pasó lo mismo ¿Ser hincha es llevar una camiseta? Conozco algunos que jamás la han vestido y de verdad sufren por el equipo, no como otros que usan la ropa de Millonarios para encaletar e ingresar cosas a ‘El Campín’.

 

Le hago un llamado a las barras de oriental y occidental. Esas que de verdad están organizadas, que llevan muchos años asistiendo y que no tienen intereses propios. Por favor, no se dejen influenciar por los líderes negativos y no entren en el juego del tal “Moneda” y algunos otros. Darle poder a esos personajes es lo peor que podemos hacer. Sé que muchos ya aceptaron su error de haber sacado a personas que no tenían camiseta de Millonarios y peor de manera violenta.

 

A los jóvenes que están ingresando y los que hacen parte de las barras bravas humildemente les aconsejo: No se conviertan en idiotas útiles. Nos gusta verlos cantar, tirar papeles, colgar banderas y darle colorido al estadio, pero odiamos que intimiden a las personas fuera y dentro del estadio sin importar si son aficionados propios o rivales.

 

La justificación no puede ser que eso pasa en todas las ciudades. Como la mayoría, yo soy un hincha de verdad que amo a Millonarios. Por eso, de ahora en adelante cero tolerancia con los que se creen más hinchas por saltar y cantar, pero que venden su "pasión" al mejor postor. No quiero seguir pagando sanciones por lo que hacen unos pocos. #NoMeRepresentanLosHinchasViolentos 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

EL CINCOCERO TV

Drogba un ejemplo de fútbol y paz.

Compartir
Twittear