El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

La última oportunidad de Juan Manuel Lillo

julio 24 de 2017

Julián Angarita - @Juliianmateoo12

Compartir
Twittear

Juan Manuel Lillo Nacional

Foto: El Mundo

 

Al sentarse en el banco técnico de Atlético Nacional, el adiestrador español se juega su ficha final para demostrar su capacidad como técnico.

 

Por: Julián Angarita - @Juliianmateoo12

 

Juan Manuel Lillo es un técnico difícil de definir en términos generales porque es un adiestrador con una amplia experiencia. Fue uno de los referentes de Josep Guardiola y además un hombre que tiene un buen conocimiento en cuanto a conceptos futbolísticos. El español se caracteriza por implementar su filosofía de juego a los equipos aunque la carencia de títulos en su palmarés es una materia pendiente.

 

Por esta misma razón causó mucha curiosidad que el equipo más ganador de Colombia, Atlético Nacional, se decantara por Lillo al momento de reemplazar a uno de los mejores y más exitosos entrenadores recientes como es el caso de Reinaldo Rueda. El club paisa se ha acostumbrado a ser protagonista año tras año de cada competencia en la que participa y es una institución ganadora.

 

Al mirar el recorrido del español nos encontramos que sus máximos logros han sido ascender en dos ocasiones al Salamanca hasta la Primera División española (1992-1996). De ahí en adelante el adiestrador ha sumado polémicas y fracasos en diversos clubes. Sin embargo, la filosofía de juego que profesa el vasco es del gusto de varias personas quienes lo ven con buenos ojos, en el cual se le da valor al funcionamiento de sus escuadras por encima de los resultados deportivos.

 

Su última experiencia como técnico en propiedad fue con Millonarios, en donde vivió dos facetas: un semestre muy bueno clasificando a los ‘Embajadores’ a los playoffs y siendo eliminado en semifinales por penales contra el Junior. En el segundo semestre tuvo un mal rendimiento eliminado en primera fase de Copa Colombia y Sudamericana, goleado por Atlético Nacional y perdiendo el clásico frente a Independiente Santa Fe. Al final Ricardo Lunari lo reemplazó en pleno campeonato.

 

Juanma Lillo ha sido reconocido por implementar en sus escuadras un fútbol vistoso, que prepondera la posesión de la pelota, la compenetración entre las líneas, el buen manejo a la esférica y la capacidad de atacar y defender en bloque. En la actualidad el timonel cuenta con una buena nómina y maneja a uno de los mejores equipos de Colombia, por eso es el momento para que el DT por fin obtenga un título, demuestre con éxitos su valía como técnico y pueda aportar conceptos al FPC.

 

Un entrenador que no plasma con títulos las estrategias tácticas utilizadas en cancha termina siendo uno más del montón. Solo queda el tiempo para demostrar si el ‘Profe’ deja la fama de ser un gran conversador con buenas ideas que no gana nada, a empezar un recorrido exitoso con copas y títulos, cuestión que está en el ADN de Atlético Nacional.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO