El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Una decepción total lo de Suramérica en el Mundial

julio 10 de 2018

Julián Angarita - @Juliianmateoo12

Compartir
Twittear

Sudamerica Mundial

Arriba: Argentina / La República                                                                                     Colombia / RCN

Abajo: Uruguay / RadioMontecarlo                                                                                 Brasil / El Comercio

 

La falta de jerarquía, carácter y tesón para afrontar los enfrentamientos claves, les pasó factura a las selecciones sudamericanas. Ninguna pudo estar entre las 4 mejores del torneo a pesar de tener grandes figuras en sus nóminas.

 

Por: Julián Angarita - @Juliianmateoo12

 

Rusia 2018 ya está ad portas de concluir, y junto con su finalización nos queda a muchos la desazón de sentir que se pudo haber hecho más y no se logró. De cinco selecciones sudamericanas, cuatro clasificaron a octavos, dos de ellas avanzaron a cuartos, pero esas dos, Brasil y Uruguay, se quedaron ahí, y ahora Europa tendrá un nuevo campeón, mostrándonos, una vez más, su supremacía.

 

Tal vez es exagerado hablar de crisis, pero sí preocupa que el último campeón suramericano fuera Brasil en 2002, es decir ya ha pasado más de una década donde no hemos podido traer la corona.

 

Y es el que el mal fue endémico en todas las selecciones de la Conmebol. A Perú le faltó definición, Argentina tuvo desorganización, Colombia pecó de temeroso, Uruguay se quedó sin ideas, y Brasil nunca encontró la brillantez en su juego. Ejemplos distintos pero un mismo mal, falta de jerarquía y carácter.

 

Las cinco escuadras lucieron grises, sin ideas y sin liderazgo en los momentos claves del torneo, excepción de algunas como Colombia luego de superar el batacazo de la derrota del primer partido ante Polonia o lo propio con Argentina, luego de dos malos resultados, ante Nigeria, pero ambas quedaron a merced en octavos de un equipo que sobre el papel parecía superior y aunque en la cancha no fue del todo así, la falta de convencimiento del talento propio hizo ganar a los nervios y de paso, a los rivales también.

 

Es probable que esa supuesta superioridad europea solo sea una manera de la prensa del viejo continente para sacar pecho por el excelente mundial que han realizado, sin embargo, sus ligas no tendrían el mismo nivel sin el talento suramericano, pero lamentablemente Rusia 2018 no fue el escenario para que eso se probara. Ni Messi, Neymar, James, Farfán o Suárez, lograron demostrar el temple característico en sus clubes y dentro de sus seleccionados solo fueron un mar de incertidumbres y dudas.

 

No es un fracaso lo que pasó en Rusia 2018 con los sudamericanos, pero sí una gran decepción. Es una invitación a la Conmebol a replantear la estructura del fútbol latino en las divisiones inferiores, cuestionar la continua presencia de empresarios en los entrenamientos, y la necesidad prioritaria de fortalecer la parte mental de los jugadores.

 

Ahora Europa sobrepasa a Suramérica 12 títulos mundiales a 9. Esperemos que la revancha se dé en Qatar 2018, pero antes aspiramos a ver un comienzo del cambio en la Copa América del próximo año.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO