El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram
Automas Publicidad Automas Publicidad

Los argentinos que han jugado para Paraguay en los últimos años

octubre 13 de 2015

El CincoCero

Compartir
Twittear

galeria ArgentinosEnParaguay

Roberto 'Toro' Acuña               (Arriba): Ricardo Rojas                              Jonathan Santana                          Néstor Ortigoza

                                                 (Abajo): Raúl Bobadilla                              Lucas Barrios                                Jonathan Fabbro

 

Varios han sido los futbolistas nacidos en tierras ‘gauchas’ que se vistieron de ‘albirrojos’. La mayoría son de ascendencia paraguaya, pero por diferentes circunstancias nacieron en Argentina. Hoy se vuelven a enfrentar estas dos selecciones por Eliminatorias y repasamos algunos de estos jugadores que incluso le han anotado al país donde nacieron.

 

Roberto ‘Toro’ Acuña

Nació en Buenos Aires y se probó en las divisiones de varios equipos como Lanús e Independiente. A los 16 años este último club no le dio el visto bueno, pero el papá de Acuña decidió seguir apoyando a su hijo. Don Artemio vendió su casa y regreso a Paraguay, su país de origen, donde el ‘Toro’ debutó en Nacional. Luego volvió al fútbol argentino y también jugó en el fútbol español. A partir de 1993 decidió nacionalizarse paraguayo y defender la camiseta de esta selección con la que disputó los Mundiales de 1998, 2002 y 2006. El volante creativa ha sido uno de los mejores jugadores de los ‘guaraníes’ en la historia. En 2001 le hizo un gol a Argentina en el Monumental y en la celebración se besó la camiseta.

 

 

Ricardo Ismael Rojas

La Provincia de Misiones fue donde nació, pero muy joven se trasladó a Paraguay donde hizo las divisiones menores en Cerro Corá. Jugó en Libertad, Estudiantes de La Plata, Benfica, River Plate y Belgrano. Con la selección paraguaya estuvo en el Mundial de Francia 1998.

 

Jonathan Santana

Su madre es de origen paraguayo y su padre argentino. Nació en Buenos Aires y desarrolló la mayor parte de su carrera en ese país con San Telmo, Almagro, San Lorenzo, Nueva Chicago, San Lorenzo y River Plate, más adelante lo hizo en Independiente y Belgrano. En Paraguay solo lo hizo en Libertad y Cerro Porteño. Nunca fue convocado por Argentina y en 2007 aceptó hacer parte de los ‘guaraníes’ donde jugó el Mundial de Sudáfrica 2010.

 

Néstor Ortigoza

Nació en San Antonio de Padua, ciudad ubicada en el Gran Buenos Aires. Ha jugado en Argentinos Juniors, Nueva Chicago y San Lorenzo en su país natal. Diego Maradona lo convocó en 2008 para un partido amistoso, pero se suspendió el encuentro por lo que no llegó a vestirse con la ‘albiceleste’. En abril del 2009 se nacionalizó paraguayo, ya que su madre es de allí, y se unió a la ‘albirroja’. Hizo parte de la nómina que fue al Mundial de Sudáfrica 2010.

 

Raúl Bobadilla

Otro de raíces paraguayas, obtuvo su nacionalidad en 2015. Nunca ha jugado en un club sudamericano y ha desarrollado su carrea en Suiza, Alemania y Grecia. El nacido en Ciudad de Formosa estuvo en la Copa América de Chile 2015.

 

Lucas Barrios

De papá argentino y madre paraguaya nació en San Fernando, Buenos Aires. El goleador fue figura con Borussia Dortmund entre 2009 – 2012 y se especulaba con su llegada a la selección Argentina. Sin embargo, esta nunca llegó y en 2010 debutó con los ‘guaraníes’. Estuvo en el Mundial de Sudáfrica 2010 y en la Copa América de  2015 le marcó dos goles a Argentina.

 

 

Jonathan Fabbro

Pidieron su nacionalización tras su buen desempeño con Guaraní y Cerro Porteño entre 2007 y 2013. Nació en Buenos Aires y ha jugado en el fútbol español, argentino, colombiano, mexicano, brasilero, chileno y paraguayo. En 2012 debutó con la selección paraguaya y a Argentina le anotó un gol en las Eliminatorias hacia Brasil 2014.

 

 

Artículos Relacionados

Los máximo goleadores de las Eliminatorias Conmebol

El Clásico del Pacífico: Guerra, Pisco y Chilena o Chalaca

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

EL CINCOCERO TV

Drogba un ejemplo de fútbol y paz.

Compartir
Twittear