El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram
Automas Publicidad Automas Publicidad

Premios Nobel que estuvieron cerca de ser futbolistas

octubre 13 de 2016

El CincoCero

Compartir
Twittear

Premio Nobel Futbolista

Albert Camus/Internet                                                     Niels Bohr/Blogodisea                                                    Aziz Sancar/NobelPrize.org

 

Hace más de 100 años se entrega este galardón a personas que hayan contribuido a la humanidad por sus investigaciones o descubrimientos principalmente. Algunos de ellos pudieron dedicarse al fútbol en algún momento de su vida y lo curioso es que todos en el arco.

 

Albert Camus

El escritor y filósofo francés practicó varios deportes en su juventud: fútbol, natación y boxeo. Según algunas versiones una de las razones por las que eligió ser arquero era porque los guayos no se gastaban tanto. Atajó en el Racing universitaire d'Alger, un club de fútbol aficionado, pero a los 17 años le descubrieron tuberculosis y debió dejarlo.

 

En 1957, Camus ganó el Premio Nobel de Literatura por su importante producción literaria que ilumina los problemas de la consciencia humana. El escritor dejó una frase muy famosa: “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”. Además, en una ocasión expresó que si volviera a nacer preferiría ser futbolista que escritor.

 

Niels Bohr

Danés al que le otorgaron el Premio Nobel de Física en 1922 por sus servicios en la investigación de la estructura de los átomos. Su padre estuvo involucrado en el club Akademisk Boldklub en 1899. Al igual que Camus, Bohr era portero pero su futuro estaba en la ciencia. Su investigaciones causaron polémica en un momento y para defenderlo el científico Ernest Rutherford dijo: “Bohr es diferente: juega al futbol”. Su hermano, Harald, representó a Dinamarca en los Juegos Olímpicos de 1908 pero luego dejó el fútbol y se dedicó a las matemáticas.

 

Aziz Sancar

Premio Nobel de Química en 2015 por sus estudios sobre la reparación de ADN. Nació en Turquía en una familia de granjeros donde sus padres eran analfabetas. Jugó como arquero en el colegio así como en los equipos amateurs de Mezopotamya y Savur Spor.

 

“Era duro jugar al fútbol y ser el mejor estudiante de mi clase. Pero no lo pensaba, porque mi sueño era jugar un día en la selección absoluta turca”, recuerda el turco que más adelante desarrolló sus investigaciones en Estados Unidos. Era tan bueno que lo invitaron a la selección turca Sub-18 pero consideró que su altura (1.70m) no le iba a dar para lograr su sueño deportivo.

 

“El fútbol es puro arte. Es lo que hacen Messi, Neymar, Arda o en su día Mia Hamm, que jugó en mi universidad. Es fantástico y tan bonito como una danza de ballet interpretada por los mejores bailarines del mundo”, dijo el científico que es seguidor de Galatasaray, Barcelona y Manchester United.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO

EL CINCOCERO TV

Drogba un ejemplo de fútbol y paz.

Compartir
Twittear