El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El primer futbolista americano en ser transferido a Europa

octubre 25 de 2016

El CincoCero

Compartir
Twittear

Julio Libonatti

Foto: The Inside Left

 

¿Qué sería hoy el fútbol europeo sin futbolistas sudamericanos? No se puede saber pero algo claro es que las ligas del ‘Viejo Continente’ están invadidas por jugadores de ésta parte del mundo. Un argentino fue el pionero hace más de 90 años cuando en barco cruzó el Atlántico.

 

Julio Libonatti nació el 5 de julio de 1901 en Rosario, Argentina. Hijo de italianos empezó a jugar fútbol y en 1917 se unió a Newell’s Old Boys. Cuentan que el delantero era de pequeña estatura, rápido, ágil y lo más importante... pocas veces fallaba una opción de gol frente al arco.

 

Con los ‘leprosos’ ganó varios títulos locales aunque en ese momento el fútbol no era profesional. Sus buenas actuaciones lo llevaron a la Selección Argentina para disputar la Copa América de 1921, por entonces llamada Campeonato Sudamericano. Libonatti le marcó en el cuadrangular a Brasil, Paraguay y Uruguay. La ‘albiceleste’ ganó el título en Buenos Aires y algunas historias cuentan que al delantero lo llevaron en hombros por varios kilómetros hasta la Plaza de Mayo.

 

En 1924 el Torino nombró como presidente a Enrico Marone Cinzano, heredero de la fábrica licorera Cinzano muy reconocida en el mundo. Por cuestiones de negocios Marone viajó a Argentina en 1925 y vio un partido entre Newell’s Old Boys contra Tiro Federal. El presidente quedó maravillado con Libonatti y al enterarse que era hijo de italianos se interesó aún más.

 

Maronce Cinzano convenció al habilidoso futbolista de unirse al Torino y rápidamente le consiguió la nacionalidad. En septiembre de 1925, Libonatti junto a otro jugador de apellido Basso se montó en un barco y empezó su travesía. Después de casi 3 semanas de viaje llegaron a Turín y dicen que al otro día Libonatti debutó contra Brescia y anotó en la victoria por 4 - 3.

 

Mientras Basso quedó en el olvido y no dio la talla, el ex Newell’s comenzaría a hacer historia. En la temporada 1926 - 1927 marcó 21 goles, el Torino quedó primero pero le quitaron el título por haber sobornado a un defensa de la Juventus. La revancha llegaría al año siguiente donde el argentino hizo 35 goles, fue goleador del torneo y campeón.

 

Los italianos estaban impresionados con Libonatti por su potente remate y su poder goleador. Incluso lo llevaron a la selección ‘azzurra’ para disputar algunos torneos amistosos. Con el Torino el atacante estuvo hasta 1934, se marchó al Genoa de la Serie B y allí logró el ascenso.

 

A comienzo de los años 20 probablemente muchos europeos no sabían que en América se jugaba tan bien al fútbol. En los Olímpicos de París 1924, Uruguay ya había sorprendido al mundo al ganar la medalla de oro. Di Stéfano, Sívori, Maradona, Ronaldo, Ronaldinho, Messi, Suárez y muchos más han conquistado Europa, pero en 1925 fue el rosarino Julio Libonatti quien le abrió las puertas a los sudamericanos.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO