El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Los Panaderos del fútbol

julio 13 de 2017

El CincoCero

Compartir
Twittear

Futbolistas Panaderos

Arriba: Abel Álvarez/ipialesverdolaga                                                                               Rubén Osvaldo Díaz/indiosrojiblancos

Abajo: William Estupiñán/Gol Caracol                                                                              Salvador Cabañas/Líbero

 

Ya sea por el negocio familiar, por la profesión o simplemente por la técnica a varios jugadores se les conoció como ‘Panaderos’. Uno de ellos ha sido uno de los mejores de la historia de Colombia en el Fútbol de Salón.

 

Abel ‘Panadero’ Ávarez

Jugador antioqueño que actuó con Atlético Nacional de 1965 a 1976. Era volante de marca pero le encantaba el ‘pasegol’, los túneles y lujos. Por su buena técnica y la forma como “amasaba” el balón no solo se ganó el apodo de ‘Panadero’ sino que lo llamaron a la Selección Colombia que disputó las Eliminatorias a México 1970. Con los verdolagas obtuvo el título de 1973 y terminó su carrera en 1977 luego de un corto paso por el Once Caldas.

 

Rubén Osvaldo ‘Panadero’ Díaz

Lateral izquierdo que fue ídolo de Racing Club con el que ganó una Liga Argentina (1966), una Copa Libertadores (1967) y una Intercontinental (1967). Cabeceaba muy bien y tenía un buen remate de media distancia aunque se destacaba más por su juego fuerte. Su padre tenía una panadería y por eso el apodo. Estuvo en el Atlético de Madrid por 4 años y a pesar de ganar la Liga Española de 1976 no logró consolidarse como titular.

 

 

William ‘Panadero’ Estupiñán

Bogotano que creció en medio del negocio de sus papás, una panadería. Aprendió el oficio desde muy joven al igual que a arreglar electrodomésticos y la mecánica. Ha sido uno de los jugadores más destacados en la historia del Fútbol de Salón con el que obtuvo dos subcampeonatos Mundiales y el título del 2011 en Colombia.

 

 

Salvador Cabañas

Era uno de los mejores jugadores paraguayos hasta que en 2010 recibió un disparo en una discoteca de México. Tenía 29 años y desde entonces al goleador del América le cambió su vida. Afortunadamente se puedo recuperar, intentó volver al fútbol competitivo pero jamás pudo retornar a su nivel.

 

Eso no fue lo peor sino el abandono por parte de la Federación Paraguaya de Fútbol, sus ex compañeros y hasta de su mujer a la que acusó de quitarles sus bienes junto a un abogada mientras estaba convaleciente. Cabañas jugó en clubes del ascenso en Paraguay y al mismo tiempo ayudaba a sus padres en el negocio familiar, una panadería.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO