El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

El día en que los astros de Domenech si ayudaron a Francia

marzo 28 de 2018

Gianfranco Ruggiero - @gianfraruggiero

Compartir
Twittear

Francia Irlanda 2009 Thierry Henry

Foto: La Nación

 

La historia futbolística de Francia es rica en historia, títulos y jugadores importantes. A los últimos Mundiales llega como favorito aunque a uno en especial le costó clasificar y estuvo envuelto en medio de la polémica.

 

Por: Gianfranco Ruggiero - @gianfraruggiero

 

La historia futbolística de Francia es rica en historia, títulos y jugadores importantes. A los últimos Mundiales llega como favorito aunque a uno en especial le costó clasificar y estuvo envuelto en medio de la polémica.

 

El 18 de noviembre de 2009, bajo la presencia del primer ministro de Francia en ese entonces, Nicolas Sarkozy, y otros 79.145 franceses, el elenco local recibía en el cotejo de vuelta del repechaje hacia el Mundial de Sudáfrica 2010 a la República de Irlanda encabezada por el entrenador italiano Giovanni Trapattoni.

 

Cuatro días antes en Dublín, los ‘galos’ se llevaron una mínima ventaja de 0 - 1 con gol de Nicolas Anelka. Francia parecía encaminar su presencia en la cita africana, pero los siempre aguerridos británicos tenían otra intención. La visita sorprendió en el primer tiempo e igualó la llave gracias al histórico capitán Robbie Keane en el minuto 33. Con el transitar del tiempo y de las acciones, daba la impresión que iba a suceder algo inesperado en esa noche parisina.

 

La mano de los astros 

Raymond Domenech continuaba entrenando a los franceses para ese entonces. Aquel mandamás recordado y criticado por confeccionar sus alineaciones según datos astrológicos, algo que acaparó especial atención al dejar en la banca a David Trezeguet en el Mundial de 2006, donde perdieron la final frente a Italia.

 

Esta vez, contra los británicos, los astros se alinearon en favor de Domenech. El duelo se fue al tiempo extra y el cuadro azul no parecía encontrar las vías para concretar su clasificación contra una ordenada y combativa defensa irlandesa, que además creaba peligro en las ocasiones en que conseguía avanzar metros en el terreno de juego.

 

En el minuto 103, un tiro libre cobrado desde la mitad de la cancha por Florent Malouda, fue rozado con la mano por el zaguero Sébastien Squillaci dentro del área, y a pesar de que también en la acción quedó inhabilitado Sidney Govou, el astro Thierry Henry evitó que el balón se fuera al saque de meta tras extender su brazo, acomodar la esférica y realizar un pase al medio. Con el portero ya batido, William Gallas definió de cabeza y sentenció de esa forma el boleto francés al Mundial. 

 

Repercusiones

Aunque en primera instancia, la Federación Irlandesa de Fútbol solicitó que se volviera a jugar el partido, a principios de junio de 2015, Jhon Delaney, un titular de federación irlandesa dio a conocer que la FIFA le pagó a esa institución cinco millones de euros para no denunciar el polémico tanto que marginó el sueño mundialista de los británicos. La declaración de Delaney fue realizada en medio de las denuncias de corrupción que desencadenaron en la renuncia del expresidente de la FIFA, Joseph Blatter. 

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO