El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Benfica vs Porto: El clásico dentro del clásico

abril 15 de 2018

Alejandro Gamboa - @gamboalejo

Compartir
Twittear

Paulinho Joao Pinto Porto Benfica

Foto: Record

 

‘O Clássico’ tiene sus raíces en la historia política, cultural y comercial de Lisboa y Oporto, las dos ciudades más importantes de Portugal. La primera es la capital y la ciudad más rica del país, la segunda es industrial y allí está la clase obrera. Son los condimentos perfectos para una rivalidad que plasman en los dos equipos más representativos de cada lugar.

 

Por: Alejandro Gamboa - @gamboalejo

 

El primer duelo fue un amistoso disputado el 28 de Abril de 1912 y las ‘Águilas’ se impusieron 8 - 2. Porto ganó su primer clásico en 1920. Ambos han sido los dueños del fútbol portugués a lo largo de la historia. Benfica con un pasado más laureado que sus últimos años. Porto desde los años 90 ha sido el equipo más destacado de Portugal tanto a nivel nacional como internacional.

 

A mediados de los años 90 surgió un “Clásico dentro del Clásico”, como lo llamaron algunos medios portugueses. Los protagonistas fueron João Pinto (Benfica) y Paulinho (Porto), tuvieron una rivalidad que sobrepasó todo límite a pesar de que jugaban juntos en la Selección de Portugal.

 

El 24 de Agosto de 1994, Benfica y Porto jugaron por la Supercopa de Portugal, el resultado final fue 1 - 1. Lo más destacado no fueron los goles sino las cinco expulsiones (tres para Benfica y dos para Porto) que tuvo el encuentro. Dientes partidos, narices quebradas y ojos negros fue el saldo que dejó el juego.

 

El ambiente era pesado y había preocupación en la selección ‘lusa’ debido a que ambos jugadores compartían plantel en las Eliminatorias para la Eurocopa de 1996. La decisión del técnico Antonio Oliveira fue que compartieran habitación. Aunque calmó los ánimos no fue una solución definitiva.

 

El 3 de enero de 1998, esta rivalidad se salió de sus proporciones. En un agitado encuentro en el que Porto se imponía 1 - 0, Pinto y Paulinho se pegaron mutuamente a pesar de que el balón no estaba en disputa. Puños, patadas e insultos entre ambos jugadores armaron una pelea que dejó la expulsión de los dos futbolistas.

 

Las muestras de violencia desataron un escándalo en Portugal. La televisión mostró la agresiones y la sanción fue insólita: el jugador de Porto no pudo actuar mientras su colega estuviera lesionado. Al final este par de futbolistas estuvieron 3 meses fuera de las canchas. Algunos hinchas y periodistas consideran que esta rivalidad personifica la gran rivalidad entre ‘Las Águilas’ y ‘Los Dragones’.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO