El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Cuando Cristiano Ronaldo salvó de la cárcel a un aficionado

julio 30 de 2018

Christian Amezquita - @christambal

Compartir
Twittear

Cristiano Ronaldo Carta Hincha

Foto: Internet

 

Los amistosos de pretemporada no solo permiten que los equipos comiencen a coger ritmo de cara a la nueva temporada sino que son la excusa perfecta para que aficionados de todo el mundo, en su mayoría no europeos, puedan ver en vivo y en directo a sus ídolos futbolísticos. Asia y Norteamérica son la actual prueba de ello, dado que albergan los principales torneos de pretemporada con los mejores equipos del mundo.

 

Foto: Christian Amezquita - @christambal

 

El 7 de agosto del 2013 se enfrentaron Chelsea y Real Madrid por la International Champions Cup. El partido se jugó en el estadio Sun Life de Miami con una asistencia de 67 mil espectadores, todos muy atentos a lo que sería la coronación del cuadro blanco como campeón del torneo norteamericano.

 

A pesar de las diferentes curiosidades del encuentro, como el reencuentro de Mourinho con su ex equipo o las dos anotaciones magistrales de Cristiano Ronaldo, hubo un suceso que dio de qué hablar durante bastante tiempo. En el minuto 66 de juego, un aficionado irrumpió en el campo, evadió a la seguridad del estadio con facilidad y fue directo a saludar a CR7.

 

Primero se arrodilló frente al portugués y después le dio un largo abrazo mientras le decía algo que quedaría entre él y su ídolo. El portugués correspondió de gran manera el gesto del joven y lo acompañó hasta el final del terreno. Con ello el público soltó innumerables aplausos por el aficionado y claro, por la actitud respetuosa y educada que mostró el jugador con el chico. Aplausos que también compartieron los jugadores del Chelsea.

 

Ahora bien, la cosa no quedó ahí. El joven protagonista del suceso se llama Richard Hujberg y su caso se hizo relativamente famoso por lo que pasó después. Una vez lo retiraron del estadio, fue inmediatamente arrestado y enviado a la penitenciaría Turner Guilford durante 48 horas. Después, la Fiscalía de Miami le puso cargos por desorden público y allanamiento de morada.

 

Por si fuera poco, Richard no era estadounidense sino de ascendencia albanesa, por lo que afrontaba problemas con inmigración por la demanda y corría el riesgo de ser expulsado de la Universidad y enviado de vuelta a su país. El caso trascendió de tal magnitud que el centro educativo pidió la liberación del joven, enalteciendo sus buenas calificaciones y su servicio de voluntariado con la comunidad.

 

Pero una de las cosas que más lo salvó fue la carta que envió Cristiano Ronaldo:

 

“Nos abrazamos y hablamos un rato hasta que los responsables de seguridad llegaron y lo escoltaron fuera del campo. No fue agresivo ni violento en MODO ALGUNO. Además, no se resistió cuando llegaron los guardias de seguridad y los policías.

 

Tengo entendido que ahora reconoce su error y la importancia de la seguridad. También que es un joven de 20 años de edad que creció sin padre y fue criado por una madre soltera. Parece que estudia en la universidad del condado de Palm Beach, Florida, con una beca de estudiante internacional.

 

Entiendo su posición y la importancia de reforzar las normas y leyes. Sin embargo, solicito respetuosamente que usted y su Fiscalía reconsideren esta decisión y retiren los dos cargos a los que se enfrenta este joven. No me gustaría que recibiera sanciones penales por su error. Parece ser que tiene un futuro muy brillante y no me gustaría ver truncado ese futuro por un error de falta de juicio. Gracias. Si usted tiene alguna pregunta, por favor no dude en llamarme directamente en cualquier momento”

 

Finalmente, el estudiante envió un video a la Fiscalía pidiendo disculpas por lo acontecido y prometiendo que dicho suceso no volvería a ocurrir. 

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO