El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Cuando Riquelme empezó a enamorar al Barcelona

agosto 14 de 2018

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Barcelona Boca Juniors 1999 Riquelme

Foto: Olé

 

El volante argentino era uno de los jugadores que más llamaba la atención a final de la década del 90 y comienzo del Siglo XXI. Lo ganó casi todo con Boca Juniors y su primer destino en Europa fue el Barça. Sin embargo, unos años antes los catalanes ya habían empezado a seguirlo.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Barcelona y Boca Juniors disputaron un partido amistoso el 11 de agosto de 1999. El evento fue realizado por Nike en el Estadio José Rico Pérez de Alicante y lo llamaron “Trofeo de Campeones”. Ambos clubes venían de ser bicampeones en sus respectivas ligas y así lo demostraron en el campo de juego.

 

Los españoles tenían en su nómina jugadores como: Frank y Ronald de Boer, Phillip Cocu, Simão Sabrosa, Boudewijn Zenden, Luís Figo, Patrick Kluivert, Jari Litmanen, entre otros. Mientras que el equipo de Carlos Biancchi tenía como principales figuras a: Óscar Córdoba, Hugo Ibarra, Jorge ‘Patrón’ Bermúdez, Wálter Samuel, Rodolfo Arruabarrena, Mauricio ‘Chicho’ Serna, José Basualdo, Diego Cagna, Juan Román Riquelme, Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo.

 

A los 17 minutos abrió la cuenta Baijho con un remate de fuera del área, el balón pegó en el travesaño y el palo derecho e increíblemente el árbitro dio un gol inexistente. Luego César La Paglia cobró un tiro libre a los 60 minutos que al parecer no tocó nadie pero el gol se lo dieron a Guillermo Barros Schelotto, hasta hoy La Paglia sostiene que fue gol de él.

 

Ya con Riquelme y Figo en cancha creció en emociones el partido y el ‘10’ argentino se dio un festival. Pisó la pelota, encaró, manejó los tiempos y le dio un gran pasegol a Martín Palermo que puso el 3 - 1. Román solo tenía 21 años y ya se destacaba en el fútbol argentino. El 3 - 2 final lo anotó Figo con un remate de fuera del área.

 

 

Muchos aseguran que desde ese momento el Barça puso los ojos en Riquelme. El gran momento del formado en Argentinos Juniors llegó en el 2000 con la consecución de la Copa Libertadores y la Intercontinental donde fue figura contra el Real Madrid. En 2001 de nuevo ganó la Libertadores y en 2002 se marchó al Barcelona por 13 millones de euros.

 

En el club catalán se encontró con Louis van Gaal, mismo al que había enfrentado en 1999, y el holandés jamás se sintió cómodo con el juego del argentino. A la siguiente temporada lo cedieron al Villarreal y allí tuvo sus mejores momentos en Europa.

 

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO