El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

Las primeras canilleras de Luka Modrić, un invento de su padre

septiembre 26 de 2018

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Luka Modric Nino

Foto: Twitter

 

El croata ha manejado un bajo perfil a lo largo de su carrera y llegó al estrellato con más de 30 años. A pesar de su baja estatura y menudo aspecto, es un gladiador en el mediocampo y uno de los que más corre en sus respectivos equipos. Como varios futbolistas tiene una historia de vida para admirar.

  

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Nació en Zadar, una pequeña ciudad que en 1985 hacía parte de Yugoslavia. En la niñez debió vivir en medio de la Guerra de los Balcanes y la lucha de los croatas por alcanzar la independencia. Vivió uno de los momentos más duros en 1991 cuando su abuelo fue asesinado por un grupo nacionalista serbio, él también se llamaba Luka y junto a otros 6 ancianos fue acribillado.

 

Pasó su infancia en medio de alojamientos para los refugiados. Modrić quería jugar todo el tiempo pero muchas veces no lo dejaban salir por miedo a los francotiradores. Constantemente rompía las ventanas de los hoteles que eran usados como refugio para los sobrevivientes. Su padre luchó en la guerra hasta que en 1995 todo terminó.

 

Modrić asistía a una escuela de fútbol en su ciudad natal y su padre siempre quiso apoyarlo. Incluso cuando recibió una indemnización de 200 euros por su servicio militar, decidió usarlo para pagar la escuela y que continuara el sueño de ser futbolista. Pero existía otro problema, Modrić era bajo de estatura y por eso no llamaba la atención de muchos entrenadores. Además, recibía muchas patadas para controlar su habilidad.

 

El padre trabajaba en el aeropuerto y la mamá como costurera. Sin embargo, no sobraba el dinero para Luka y su hermana. Un día su padre encontró un pedazo de roble y le talló al pequeño unas canilleras para protegerlo de las patadas que le daban. Tomislav Basic era el entrenador y alguna vez dijo que conservaba las canilleras. En 2014 falleció Basic y Modrić pidió permiso al Real Madrid para asistir al sepelio.

 

De ahí en adelante se forjó la historia del volante. A los 16 años lo fichó el Dimano Zagreb pero antes lo cedió a un club bosnio y otro croata de menor categoría para que tomara experiencia. En 2008 lo fichó el Tottenham y en 2012 el Real Madrid pagó 30 millones de euros. Sin hacer mucho ruido ha ganado más de 13 títulos con los ‘merengues’ y fue el capitán de Croacia en Rusia 2018 donde fueron subcampeones.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO