El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram

La rivalidad entre el Bayern Múnich y el Schalke 04 a causa del nazismo

febrero 09 de 2019

Eduardo Andrade - @Eduardoar05

Compartir
Twittear

Schalke 04 Nazi

Foto: apuntesderabona

 

Ambos clubes son dos de los más populares de toda Alemania, pero contrario a lo que puede esperarse, su enemistad a través de la historia se formó fuera de las canchas y por motivos políticos. Como en muchos otros casos en el mundo del fútbol la rivalidad surgió por algo extradeportivo.

 

Por: Eduardo Andrade - @Eduardoar05

 

En la década deL 30 el Schalke 04 tuvo su mejor época en materia de títulos, pues se hizo con seis ligas locales entre 1934 y 1942, participó en 14 de 18 finales y se convirtió en el equipo con más seguidores en toda Alemania. Su momento dorado coincidió con el ascenso del régimen Nazi, el cual ocurrió en 1933, transformándose en una fuente de propaganda de éste, el cual utilizaba el fútbol para llegar a las grandes masas y expandir su ideales.

 

Durante los partidos del equipo, las demostraciones de apoyo al régimen eran frecuentes a través de pancartas y letreros en el estadio. Aunque se ha dudado de que Adolf Hitler fuera un hincha fiel y convencido del equipo azul, o incluso que le gustara el fútbol, la relación que el nazismo mantenía con la ciudad de Gelsenkirchen, en la cual sus ciudadanos estaban convencidos de la doctrina de superioridad de la raza aria, generó mucho apoyo por parte del régimen al equipo.

 

Hasta esos años, el Schalke nunca había levantado un título y justo durante aquel periodo fue multicampeón, consiguiendo trofeos inclusive en los años en que Alemania participaba de la Segunda Guerra Mundial. Por el contrario, el Bayern Múnich padeció los efectos negativos de tener al Partido Nacionalsocialista en el gobierno, pues una vez en Hitler llegó al poder prohibió que en los equipos de fútbol hubiera dirigentes no arios.

 

De esa manera, el presidente del Bayern, Kurt Landauer, de ascendencia judía, tuvo que renunciar por la presión. Igualmente, el entrenador del plantel, Richard Kohn, austriaco de origen judío, debió exiliarse en Suiza. Así como esta época representó un avance para el Schalke, también significó un retroceso para el Bayern Múnich, pues fue considerado “el club de los judíos”, de manera que numerosos socios del equipo dejaron de serlo. A su vez, la campaña de desprestigio por parte de seguidores y directivas del Schalke, en concordancia con la doctrina de segregación del Partido Nazi, ocasionaron el rechazo y la persecución contra el Bayern por sus “tendencias judías”.

 

Si bien la caída del régimen de Adolf Hitler y el fin de la hegemonía del Schalke 04 en el fútbol alemán se dieron a mitad de la década de 1940, el recuerdo de un equipo que representó los valores de nazismo quedó impresa en la memoria de aquel deporte. Los sentimientos acoso y hostigamiento que tuvieron que vivir en Múnich, no solo en el plano del fútbol, sino en el contexto histórico, político y social de la época, dieron origen a una rivalidad que traspasó a las canchas.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO