El Cinco Cero

Twitter Facebook Youtube Instagram


Cuando Conor McGregor era el goleador de su equipo en Irlanda

Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

Compartir
Twittear

Conor McGregor Football Yellownstone

 

Es uno de los mejores luchadores en las Artes Marciales Mixtas y uno de los deportistas que más dinero gana. Tiene el récord de ganar más rápido una pelea con un knockout en solo 13 segundos. Además, el irlandés llama la atención por su excéntrica personalidad.

 

Por: Felipe Valderrama - @ValderramaFeli

 

Nació en Crumlin, un suburbio de Dublín, en 1988. Desde niño empezó a jugar fútbol y ha confesado que no era fan para verlo por televisión sino solo para practicarlo. A pesar de eso era seguidor de un histórico club: “Cuando eres niño, el fútbol es una de las cosas que más le gusta a los chicos de Irlanda, Escocia e Inglaterra. Es una parte importante de la cultura y por supuesto soy fan del Celtic”.

 

A nivel internacional era seguidor del Manchester United, incluso con el dinero que recibió en su primera comunión se compró una camiseta del Manchester United. “Me atrajo el éxito y la mentalidad ganadora del club y de la gente que rodea al United. Y lo hizo convirtiendo a los jóvenes en estrellas y no gastando y gastando como hicieron otros entrenadores”, confesó alguna vez McGregor.

 

Por tal motivo su futbolista favorito ha sido Roy Keane, aparte de ser su compatriota fue capitán del United durante muchos años. Ya siendo una estrella alguna vez se volvió viral un video donde le dice a unos hinchas del Liverpool: “A la mierdo el Everton, soy rojo”. Muchos pensaron que ahí declaraba su fanatismo por el Liverpool, pero en realidad su fanatismo está más ligado al Manchester United.

 

En su juventud se dedicó a la plomería para ayudar a su familia y hasta se retiró del colegio. Siguió ligado al fútbol y alguna vez se describió así: “Jugué de delantero… y si me resumieras como jugador, era eficiente, devastador y hábil”. Jugó en divisiones de ascenso y empezó a destacarse en el Slievenamon United donde era el goleador del equipo.

 

Allí tuvo como técnico a Robbie Beakhurst que luego se lo llevó al Yellowstone Celtic de la tercera división de Irlanda. Durante ese tiempo también combinaba su entrenamiento en las Artes Marciales Mixtas y casi que los dos deportes los trataba por igual. Su primera temporada con el Yellowstone Celtic fue muy buena, pero al segundo año dejó de asistir a los entrenamientos.

 

Ya desde 2008 había tenido su primera pelea profesional, aunque ya definitivamente se dedico a esto desde 2011 con 22 años y desde 2013 pasó a ser parte de la UFC. Sin duda tomó la mejor decisión, ha ganado más de 150 millones de dólares en su carrera y hasta tiene su propia marca de whisky. En 2018 se retiró para entrar al boxeo, pero finalmente en 2020 regresó a la UFC.

Compartir
Twittear

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO